El palista extremeño termina séptimo en kayak KL3 en el Mundial de Szeged (Hungría) y se clasifica para los Juegos Paralímpicos.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

El piragüismo español ya tiene a dos deportistas clasificados para los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020. Si el pasado jueves el bilbaíno Higinio Rivero sellaba su pasaporte en canoa VL2 200 metros, esta vez ha sido Juan Valle el que ha obtenido la plaza para la cita japonesa del próximo año. La séptima posición en la final de kayak KL3 en el Mundial de Szeged (Hungría) le ha valido para cumplir el reto que se había marcado hace un par de años.

El palista del Iuxtanam Monteoro de Mérida lleva dando paladas desde los 14 años, pero hace cuatro, una lesión de espalda le obligó a parar. Fue operado en dos ocasiones, sufrió daños en el nervio ciático y una parálisis en el pie izquierdo. Se le cerraba una puerta pero abrió otra a través del piragüismo adaptado. En poco tiempo se hizo en hueco entre los mejores, rozó el bronce en el Europeo del año pasado y ahora repite un séptimo puesto en el campeonato del mundo.

En el campo de regata magiar, Valle tenía que quedar entre los seis primeros países clasificados, pero cómo por delante terminaron dos rusos, el último billete para Tokio disponible en este Mundial se lo adjudicó el español, que cruzó la meta con un tiempo de 42.46 segundos. El ucraniano Serhii Yemelianov (oro), el ruso Leonid Krylov (plata) y el brasileño Caio Ribeiro (bronce) se llevaron las medallas. Por su parte, en la final B, el gallego Adrián Mosquera finalizó octavo con 45.11 segundos.

(Visited 45 times, 1 visits today)