Juan Bautista Pérez conquista el oro, Álvaro Valera, Iker Sastre y Eduardo Cuesta se llevan la plata y Javier López Sayago y Jordi Morales, el bronce.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Buen rendimiento el que ha ofrecido la selección española de tenis de mesa paralímpica en la prueba individual del Open de la República Checa tras conquistar seis medallas (un oro, tres platas y dos bronces). A poco más de una semana para la gran cita de la temporada, el Europeo en Helsinborg, España vuelve a demostrar su potencial en un torneo que es puntuable para el ranking clasificatorio de los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

La única presea dorada lleva la firma de Juan Bautista Pérez en clase 9. El veterano jugador fue primero de grupo tras imponerse por 3-0 al húngaro Barnabas Retter, 3-0 al alemán Tobias Stiefel y 3-2 al checo Tibor Chmela. En semifinales se deshizo del húngaro Dezso Bereczki (3-1) y en la final se llevó el triunfo por 3-1 ante el británico Joshua Stacey, un rival directo en la lucha por estar en la cita japonesa del próximo año.

Iker Sastre. Fuente: RFETM

«Las sensaciones son increíbles, es un Open donde nos jugamos las opciones para llegar a Tokio. Después de un grupo muy difícil, en semifinales tuve que remontar ante un hueso duro como Bereczki y en la final me encontré con el que hasta ahora había sido mi ‘bestia negra’, Stacey, que me ganó en Eslovenia y en Polonia con facilidad. Saqué las fuerzas de donde pude y conseguí vencer. Me llevo buenos puntos, esto me da muchas alas, confianza y ganas para afrontar el Europeo», ha explicado el extremeño.

Una plata se ha colgado Iker Sastre en clase 2, que le permitirá subir algún peldaño en el ranking de cara a los Juegos. El bilbaíno cuajó una gran fase de grupos con tres victorias por 3-0 sobre el checo Milan Krejci, el francés Benoit Besset y el tailandés Natthawut Thinathet. En cuartos de final superó por 3-1 al italiano Federico Crosara, en semifinales ganó al eslovaco Lukas Klizan (3-0) pero en la final cedió con otro eslovaco, Martin Ludrovsky (1-3). En la misma categoría, Miguel Ángel Toledo no pasó a las eliminatorias.

«He hecho un torneo muy centrado y tranquilo, sabiendo lo que tenía que hacer. Iba por la parte fácil del cuadro, pero no obstante no he perdido ningún partido hasta la final con el máximo favorito. Le he ganado a gente que estaba muy cerca en el ranking, estoy muy contento, Tokio está más cerca», ha recalcado Sastre.

El seis veces campeón de Europa y número uno del ranking mundial en clase 6, Álvaro Valera, se quedó a las puertas del oro. El palista andaluz superó en la fase de grupos por 3-1 al eslovaco Gabriel Csemy y al ruso Mars Gabdullin. En cuartos tuvo que emplearse a fondo para remontar el duelo con el italiano Raimondo Alecci (3-2) y en semifinales también sudó para imponerse al japonés Kazuki Schichino por 3-2. En la final, otra vez se topó con su archienemigo, el danés Peter Rosenmeier, que dejó al sevillano sin el metal dorado (1-3).

Eduardo Cuesta. Fuente: CPE

«No han sido tan buenas las sensaciones durante el torneo, pasé a la final con dificultades y sufriendo ante rivales a los que en principio tendría que haberles ganado de forma más cómoda. Y en al final caí con el danés de nuevo, no me vi inspirado en esta ocasión, así que habrá que trabajar para hacerlo mejor en el Europeo», ha subrayado Valera, que buscará redimirse en unos días en territorio escandinavo y sumar su séptima corona continental.

La tercera plata para España la consiguió Eduardo Cuesta en clase 11. El mostoleño fue primero de grupo tras derrotar por 3-0 al hongkonés Chung Yan Leung, 3-1 al venezolano Denisos Martínez y 3-0 al checo Jan Pokuta. En cuartos ganó 3-1 al surcoreano Kyuyoung Jeong y en semifinales 3-0 al japonés Koya Kato, aunque perdió una igualada final con el número dos del mundo, el húngaro Peter Palos (2-3). En esa categoría, Ceferino Gómez cayó por 0-3 en sus tres partidos.

En clase 4, el extremeño Javier López Sayago lucha por mantener sus opciones de acudir a los Juegos y en Ostrava (República Checa) ha sumado puntos importantes para el ranking. Tras ser líder de su grupo con tres victorias frente al taipeiano Wen-Hsin Lin (3-2), al rumano Petru Ifrosa (3-1) y al alemán Maximilian Zuber (3-0), aseguró el bronce ganando por 3-0 al eslovaco Peter Mihalik. En semifinales no pudo con el francés Alexandre Delarque (0-3).

Otro que subió al tercer cajón del podio es Jordi Morales en clase 7 pese a jugar con problemas físicos. El vigente campeón del mundo no tuvo problemas para doblegar por 3-1 al eslovaco Tomas Valach y 3-0 al checo Zbynek Lambert para ser primero de su grupo. En cuartos amarró la medalla tras remontar (3-2) al polaco Maksym Hubert Chudzicki, pero perdió en semis con el checo Daniel Horut (0-3). «Ha sido un torneo complicado, iba de cabeza de serie número uno y jugar con esa presión es a veces difícil, además venía un poco tocado del cuello ya que tuve un accidente con el coche y en semifinales noté molestias. El camino hacia Tokio es largo y sacar una medalla siempre es positivo», ha asegurado.

Jordi Morales. Fuente: ITTF

En clase 3, el granadino Miguel Rodríguez logró tres triunfos en su grupo pero se vio sorprendido en octavos por el polaco Mariusz Czerwinski (0-3). El madrileño Roberto Eder Rodríguez, que se había clasificado tras ganar dos partidos, también cayó en la misma ronda frente a Maciej Nalepka (0-3). En clase 8, Ricard Sabio sumó una victoria pero no pasó de la fase de grupos y en clase 10, el único que alcanzó los cuartos de final fue Jorge Cardona.

El aragonés venció 3-2 al polaco Igor Misztal, 3-0 al ruso Ivan Davydov y 3-0 al alemán Mio Wagner. El austriaco Krisztian Gardos le privó de subir al podio (0-3). El resto de españoles en la misma clase, Marlon López, Edgar Mataró y Ander Cepas, estos dos últimos con un triunfo, no pasaron a las eliminatorias. Tampoco lo hicieron en categoría femenina Cristina Rubio (clase 4) ni Amanda Cenoll (clase 8). Los españoles buscarán ampliar el botín con más medallas en la prueba por equipos.

 

(Visited 148 times, 1 visits today)