España acude con 14 palistas al campeonato que más puntúa para el ranking clasificatorio de los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Tras la cosecha de 10 medallas en el Open de la República Checa, el tenis de mesa español se prepara para el examen más duro de la temporada, el Europeo en Helsinborg (Suecia) del 16 al 21 de septiembre, donde el campeón de cada clase obtendrá una plaza directa para los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020. España acude a la competición con 14 palistas que pelearán por las medallas y por sumar puntos que le acerquen un poco más a la cita japonesa del próximo año.

Iker Sastre y Miguel Ángel Toledo. Fuente: Álvaro Díaz

La ausencia más destacada es la del coruñés Alberto Seoane, que no ha podido recuperarse a tiempo de una lesión en la rodilla. En las categorías para deportistas en silla de ruedas competirán Miguel Rodríguez y Roberto Eder Rodríguez (clase 3), Javier López Sayago (clase 4), así como Miguel Ángel Toledo e Íker Sastre (clase 2). El jugador bilbaíno está en un buen momento y viene de ganar dos metales en Chequia.

«Llegué a mi meta ya que saqué una plata individual y un bronce por equipos, así que el Europeo lo encaro con más confianza, determinación y con ganas de trabajar. Unos cuartos de final o las semifinales serían unos objetivos interesantes en individuales. Por equipos me gustaría luchar por una medalla junto a Miguel Ángel Toledo», asegura. El número uno del ranking mundial en clase 6, Álvaro Valera, confía en mostrar su mejor versión y morder su séptima medalla dorada europea.

«Es la competición de referencia este año, hemos tenido un verano intenso con una preparación exhaustiva y tras el Open de República Checa estamos analizando los errores que me hicieron perder la final, corregir algunos detalles técnicos y trazar la estrategia. Espero darme la revancha con el danés, número dos del mundo, que está jugando muy bien y se me está resistiendo. Estoy convencido de que, si hago mi juego, tengo capacidad de sobra para traerme el oro a casa y así me fortalecería a nivel de juego y sensaciones de cara a Tokio 2020», recalca el andaluz.

Álvaro Valera. Fuente: RFETM

El vigente campeón del mundo en clase 7, Jordi Morales, es consciente de que los rivales están a un gran nivel y no le pondrán fácil el camino hacia el podio. «La competición la afrontamos con mucha ilusión, no es solo importante porque da muchos puntos para la clasificación de Tokio, sino también porque es de las referentes. Voy con cautela porque tengo molestias de una lesión que arrastro desde hace unas semanas. Vengo de ganar dos medallas en la República Checa y al Europeo acudo con las expectativas máximas. Confío en que la selección vuelva con un botín de bastantes medallas y puntos que nos acerquen a los Juegos Paralímpicos», apunta.

En 2017 en Lasko (Eslovenia) Juan Bautista Pérez (clase 9) subió al tercer cajón del podio y quiere repetir en territorio escandinavo. «Nos jugamos puntos importantes, cualquier error o acierto se multiplica. Después de ganar el oro en Chequia la ilusión ha crecido, pero no hay que confiarse, voy con los pies en el suelo, es el torneo más duro del año y estarán los mejores del mundo. El objetivo es ser competitivo y salir vivo en el sentido de mantener la posición en el ranking y ganar lo máximo de partidos posibles», explica el extremeño.

El granadino José Manuel Ruiz.

En clase 10 estarán el aragonés Jorge Cardona, el vasco Ander Cepas y el granadino José Manuel Ruiz. «Lo afronto con plenas garantías ya que he llevado una preparación intensa gracias al apoyo de la Federación Española con la selección absoluta en Sierra Nevada, en Priego de Córdoba, en un Open de Bulgaria y en Japón. El podio estará muy caro, de los diez primeros del mundo de la categoría, ocho somos europeos. Parto como tercer cabeza de serie y es una pequeña ayuda en el grupo. Intentaré conseguir medalla y puntuar lo máximo posible para defender la quinta posición que ocupo y que me daría el pase para los Juegos», añade el palista andaluz.

Y en clase 11 competirán Óscar Ponce, Ceferino Gómez y Eduardo Cuesta, número seis del mundo y con opciones de colarse entre los mejores. «Las sensaciones son muy buenas para el Europeo, puedo estar peleando por las medallas, será complicado pero no imposible», dice el mostoleño. La expedición española la completan los técnicos Ramón Mampel, José Luis Machado, Gorka Fernández y Dragos Antimir.

(Visited 57 times, 1 visits today)