España peleará en el campeonato continental de Roma por una de las dos plazas disponibles para los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

El fútbol para ciegos se estrenó en unos Juegos Paralímpicos en Atenas 2004 y desde entonces España no se ha perdido ninguna cita, consiguiendo dos bronces en la capital helena y en Londres 2012. La selección española quiere mantenerse en la élite y se jugará el todo o nada en el Europeo de Roma (17 al 24 de septiembre), ya que deberá alcanzar la final para sellar su pasaporte para Tokio 2020.

El combinado dirigido por Jesús Bargueiras, que lleva preparando el campeonato continental desde febrero con continuas concentraciones y torneos, acude a la ‘Ciudad Eterna’ con la ‘Vieja Guardia’ y un solo cambio respecto al Mundial del año pasado en Madrid, la entrada de Pablo Cantero por Javi Muñoz, quien ha sido durante una década un pilar de la zaga española. El resto de la plantilla está formada por Pedro Gutiérrez y Sergio Rodríguez como ‘guardianes’ de la portería, Iván López, Adolfo Acosta, Youssef el Haddaoui, Vicente ‘Chapi’ Aguilar, Antonio Martín ‘Niño’, Sergio Alamar y Miki Sánchez.

El delantero Sergio Alamar.

«Llegamos muy bien, con muchos días de entrenamientos y partidos internacionales en los que el equipo ha sabido responder. Tenemos que mostrarnos seguros y muy férreos en defensa, evitar que el rival se acerque a nuestra área, apretar arriba, ser verticales y aprovechar las ocasiones porque tenemos jugadores con mucho gol», ha explicado el seleccionador nacional.

España ha quedado encuadrada en el grupo A junto a Turquía, «la más fuerte, es experimentada y tiene gente arriba muy potente como Kahraman Kurbetoglu»; a Italia, «que a nivel defensivo puede ser algo más floja, pero en ataque tiene talento con futbolistas como Paul Iyobo”; Bélgica y Rumanía, “que, a priori, no deberían de darnos problemas», ha analizado el técnico español.

«Los jugadores llegan como aviones, ha habido un salto importante en la forma física tras una preparación muy dura. En estos meses hemos jugado en todas las superficies posibles, parqué, césped corto y largo, tartán, moqueta, con porterías pequeñas y grandes, con frío y con calor, así como enfrentándonos a Rusia, Francia, Inglaterra, Japón, Turquía… Si hacemos bien el trabajo y tenemos un punto de suerte, la plaza de Tokio será nuestra», ha recalcado Pedro Gutiérrez. 

En la misma línea se ha expresado uno de los veteranos de ‘La Roja’, Adolfo Acosta: «La gente está fina, hemos entrenado fuerte y estamos preparados para este reto. Nadie nos va a regalar nada, pero si Turquía y nosotros no pasamos a las semifinales será una sorpresa. En el otro grupo se la jugarán entre Francia, Rusia e Inglaterra. A diferencia de otros años, esta vez vamos con un equipo más ofensivo, con diferentes variables de juego y distintos perfiles de futbolistas».

Con la ausencia de Javi Muñoz será Iván López el nuevo ‘jefe’ de la defensa española, escoltado por el debutante Pablo Cantero. «Era un seguro tenerlo atrás por si fallaba. Ahora no estará, pero no me siento con mayor presión por tener que asumir más responsabilidad», apunta el alicantino, para el que sería «una catástrofe» no clasificarse para las semifinales. «El equipo está con confianza, nos ha tocado un grupo asequible y deberíamos pasar sin sufrimiento. Una vez en semis tocará partirse la cara porque nos jugamos mucho. Estamos mejor que nunca, enchufados y con ganas», añade.

Y Antonio Martín ‘Niño’, uno de los máximos goleadores de la historia del fútbol para ciegos español, también se muestra ambicioso y con ilusión. «Nuestra final es la semifinal, pero para ello tenemos que hacer una buena fase de grupos. Vamos partido a partido y con la idea de dejarnos la piel sobre el césped. Soñamos en grande en el Europeo, queremos estar en Tokio. Tenemos que ser una familia, ayudarnos y darlo todo por el compañero para lograr el objetivo», apostilla.

(Visited 173 times, 1 visits today)