El handbiker español se lleva la plata tras un tropiezo en la última curva. Luis Miguel García-Marquina logra un bronce en H3.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Cuando llega la hora de la verdad siempre aflora su ADN competitivo y ambicioso. Sergio Garrote lo ha demostrado esta temporada siendo el mejor handbiker en la Copa del Mundo. Nunca sale con actitud conservadora, le gusta ser valiente y correr riesgos cuando rueda sobre el asfalto. Pero a veces ganas y otras pierdes y esta vez le salió la cruz de la moneda. Una caída en la última vuelta de la prueba en ruta ha privado al ciclista español de conquistar el oro en clase H2 en el Mundial de Emmen (Holanda).

Al igual que ya le pasó en la contrarreloj -se quedó a un segundo y medio de la victoria-, el catalán se ha colgado una plata con sabor amargo tras rozar con la punta de los dedos el sueño por el que lleva pedaleando y trabajando desde hace varios años. Desde el inicio de la carrera emprendió la fuga junto a sus dos rivales más directos, el italiano Luca Mazzone y el estadounidense William Groulx. En las dos primeras vueltas abrieron una distancia abismal con el resto del pelotón y entre los tres se jugarían el título.

Sergio Garrote con la plata. Fuente: RFEC

Garrote, que se sentía con fuerzas y muchas ganas, tiraba del grupo cabecero. Con la meta en el horizonte y con el americano algo más rezagado, el deportista del Club Ciclista Sant Boi iba lanzado a por el título junto con Mazzone pero una caída en la última vuelta le dejó sin opciones de enfundarse el ansiado maillot arco iris. De nuevo tuvo cerca el oro, lo palpó y se le escapó por segunda vez en este campeonato.

Pese a sumar dos platas (ya lleva siete preseas mundialistas tras los cinco bronces entre Sudáfrica 2017 y Maniago 2018), no subir al primer peldaño del podio ha sido un golpe duro para el handbiker español, que llegaba a la competición tras dominar este año todas las pruebas internacionales, con mucha confianza y en su mejor estado de forma. Su rendimiento ha sido espectacular durante este curso, no se le puede reprochar nada. Lo ha intentado hasta el final y la valentía siempre hay que reconocerla.

La última medalla para el equipo dirigido por Félix García Casas la firmó Luis Miguel García-Marquina en categoría H3. El taranconero, tras toda una carrera en grupo se mostró veloz en el tramo final para superar al suizo Heinz Frei y al canadiense Charles Moreau y llevarse el bronce con 1:43.53. Israel Rider ha terminado en el puesto 19 con 1:46.55.

Por su parte, en triciclos no hubo suerte y los dos representantes españoles se marchan sin metales. El madrileño Gonzalo García Abella (T1) fue cuarto con 46.11, a 15 segundos del bronce del italiano Giorgio Farroni, mientras que el balear Joan Reinoso (T2) acabó sexto con 55.05. España logra en territorio holandés un botín de seis medallas: el doblete plateado de Garrote, el oro de Ricardo Ten, la plata del tándem formado por Adolfo Bellido y Noel Martín y los bronces del navarro Eduardo Santas y de García-Marquina.

(Visited 67 times, 1 visits today)