El ciclista cordobés vuelve a medirse a los mejores ‘pistards’ españoles como preparación para el Mundial y los Juegos Paralímpicos de Tokio.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Tras cumplir hace un año el sueño de competir ante los mejores en el campeonato de España absoluto y colgarse un histórico bronce, Alfonso Cabello volverá a estar en el velódromo Luis Puig de Valencia este sábado para medir su nivel ante ‘pistards’ sin discapacidad en otro ejemplo de inclusión en el deporte. Esta vez, su intención es diferente y espera que la prueba le sirva como rodaje para una temporada exigente con el Mundial y los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

«Lo afronto con más tranquilidad, es la primera competición del curso y quiero probar varias cosas que hemos experimentado en los entrenamientos. Es una buena puesta a punto para el Mundial que tendremos en Canadá en enero y quiero arrancar bien. Ya no pararé hasta Tokio, que es mi objetivo principal. Me servirá de pistoletazo de salida y como test para saber si esas pequeñas mejoras que he intentado tienen el resultado que buscaba», ha asegurado el cordobés.

Cabello en el podio del Nacional absoluto en 2018. Fuente: RFEC

Cabello es uno más de la larga lista de deportistas españoles que compiten en campeonatos absolutos ofreciendo un gran rendimiento, como son los casos de José Manuel Ruiz (tenis de mesa), Michelle Alonso y Jacobo Garrido (natación), Sergio Ibáñez y Álvaro Gavilán (judo), Loida Zabala (halterofilia) o Jairo Ruiz (triatlón), entre otros. «Las barreras siguen existiendo, pero cada paso que da el deportista paralímpico en competiciones del máximo nivel ante rivales sin discapacidad hace que muchos de esos obstáculos caigan», ha aseverado.

Después de conquistar su quinto maillot arco iris en el kilómetro contrarreloj en marzo en Apeldoorn (Holanda), el ciclista de La Rambla estuvo casi seis meses sin pisar la pista, pero en apenas tres semanas se ha puesto las pilas entre los velódromos de Galapagar, Tafalla y Horta y está listo para dar guerra. «El año pasado el campeonato nacional era algo prioritario, un reto para mí, pero este verano me he centrado en hacer hincapié en otras cosas, en realizar experimentos. Estuve entrenando mucho con la bicicleta de carretera para mejorar otras cualidades, pero me encuentro bien, motivado y confiado en que me va a salir una buena marca», ha recalcado.

Se enfrentará a velocistas como Juan Peralta, Pepe Moreno o Ekain Jiménez. «Siempre que salgo a competir es para dar el 100%, pero soy realista y hay que saber cuál es el lugar que ocupo en cada momento. El año anterior lo preparé muy bien pese a una fractura en el codo, ahora voy a utilizar este campeonato como puesta a punto para las competiciones prioritarias, quiero subir el nivel, sumar kilómetros y seguir mejorando», ha apuntado.

A por su sexto maillot arco iris

Su objetivo está en el Mundial de finales de enero en Milton (Canadá), donde peleará por mantener su reinado en la categoría C5. «Cada vez es más complicado, hay mucha gente con margen y proyección, ahora hay especialistas en cada una de las disciplinas del ciclismo paralímpico, la situación ha cambiado, este deporte se ha profesionalizado. Tengo rivales nuevos y potentes, así que no puedo relajarme, trataré de hacerlo lo mejor posible para llevarme el oro», ha comentado el andaluz.

Y a falta de menos de un año, Cabello no le quita el ojo a los Juegos Paralímpicos, en los que buscará ampliar su palmarés (presea dorada en Londres 2012 y doblete de bronce en Río de Janeiro 2016). En la capital japonesa tendrá que luchar no sólo con los de su clase sino también con los C4, que tienen mayor grado de discapacidad y les aplican un factor de compensación.

«Eso no beneficia a nadie, es ilógico e injusto, se debería de eliminar. En Río fue una auténtica locura porque había una diferencia de dos segundos de ventaja que le daban a los C4 con respecto a los C5, pero para Tokio se ha reducido y apenas son seis décimas de segundo, con lo cual, de algo irreal hemos pasado a un objetivo difícil, aunque ya no imposible, así que pondré toda la carne en el asador para llevarme el oro», ha apostillado.

(Visited 186 times, 1 visits today)