El mostoleño y el extremeño suben al podio en el campeonato continental de tenis de mesa en Helsinborg (Suecia).

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Dos medallas de bronce ha sido la cosecha de la selección española de tenis de mesa en la prueba individual del Europeo de Helsinborg (Suecia). Juan Bautista Pérez y Eduardo Cuesta han subido al tercer peldaño del podio, repitiendo así sus resultados del pasado campeonato continental en Eslovenia hace dos años. A las puertas de los metales se han quedado Álvaro Valera, Jordi Morales, Iker Sastre, Javier López Sayago y Jorge Cardona, que cayeron en cuartos de final.

En clase 9, Pérez fue segundo de su grupo con dos triunfos por 3-0 ante el polaco Pawel Konstantyn y 3-1 con el checo David Pulpan, y una derrota (0-3) con el británico Ashley Facey Thompson. En cuartos de final tumbó por 3-0 al inglés Joshua Stacey, un rival directo en la pelea por ir a los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020. En semifinales, el extremeño no pudo con el vigente campeón mundial y de Europa, el belga Laurens Devos. Perdió el primer set por 3-11, el segundo por 4-11 y en el tercero, cuando el marcador iba 4-8, se tuvo que retirar por problemas físicos en el hombro.

“Es un bronce que sabe casi a oro porque me acerca a Tokio 2020. El Open de Chequia y este Europeo eran importantes por lo que nos jugábamos de cara a los Juegos Paralímpicos. He perdido en semifinales con el intratable Devos, que está muy por encima del resto. La única mala suerte es la lesión que he tenido, es una microrrotura pero estaré recuperado con unos días de descanso. Ha sido un torneo duro, ha habido sorpresas y salgo vivo en lo que respecta a la clasificación para Tokio, estoy muy contento”, ha explicado.

Por su parte, Eduardo Cuesta completó un buen campeonato y solo el número uno del ranking, el belga Florian Van Acker, le privó de disputar la final. El mostoleño se mostró intratable en la fase de grupos con tres victorias ante el ruso Alexandr Efremov (3-0), el polaco Marek Chybinski (3-2) y el checo Pavel Richter (3-0). En cuartos doblegó a otro polaco, Damian Fira por 3-0 (13-11, 11-5 y 12-10) para amarrar la medalla. Y vendió cara su derrota ante Van Acker por 2-3 (6-11, 6-11, 15-13, 11-9 y 7-11).

La gran sorpresa del torneo se produjo en clase 6, donde el número uno del ranking mundial, Álvaro Valera, se ha quedado por primera vez sin subir al podio continental. El palista andaluz, que había sido primero de grupo tras superar sin problemas por 3-0 al ruso Alexander Esaulov y al sueco Michael Robert Azulay, no pudo continuar su camino hacia su séptimo título europeo ya que fue eliminado por el británico David Paul Wetherill por 1-3 (11-5, 9-11, 2-11 y 6-11).

El vigente campeón del mundo en clase 7, Jordi Morales, tuvo en sus manos la medalla, pero no supo cerrar el partido de cuartos ante el holandés Jean-Paul Montanus, su rival en la final del pasado Mundial, y se despidió del campeonato con sabor amargo tras perder por 2-3 (11-2, 11-7, 6-11, 5-11 y 8-11). En clase 2, Iker Sastre rozó también el bronce. El palista bilbaíno pasó como segundo de su grupo tras ganar por 3-0 al serbio Vladan Petkovic y al checo Martin Zvolanek. En octavos de final superó al eslovaco Martin Ludrovsky y en cuartos de final tuvo contra las cuerdas al francés Fabien Lamirault, número uno del ranking mundial. Se adelantó en el marcador por 2-0 pero el galo acabó remontando (11-7, 11-7, 5-11, 7-11 y 1-11).

En clase 4, Javier López Sayago se impuso en octavos por 3-1 al croata Tomislav Spalj pero dijo adiós a la competición después de ceder en cuartos con el turco Abdullah Ozturk (0-3). Otro de los favoritos a las medallas, José Manuel Ruiz (clase 10), fue eliminado en la fase de grupos. Y en la misma categoría, Jorge Cardona no pudo en cuartos con el polaco Misztal (1-3), quedándose cerca del podio. Los españoles tratarán de resarcirse desde este jueves en la prueba por equipos.

(Visited 36 times, 1 visits today)