El valenciano alcanza los 62,48 metros en categoría F12 durante el campeonato de España de atletismo para deportistas ciegos en Fuenlabrada.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

A poco más de un mes del Mundial en Dubai, Héctor Cabrera ha hecho volar su jabalina hasta los 62,48 metros para batir su propio récord de Europa -estaba en 61,76- en categoría F12. El valenciano ha dejado buenas sensaciones en el Polideportivo Fermín Cacho de Fuenlabrada durante el campeonato de España de atletismo para deportistas ciegos y se postula como uno de los favoritos para las medallas el próximo mes de noviembre en los Emiratos Árabes Unidos.

«La prueba ha ido muy bien, ya empiezo a coger ritmo de competición, el objetivo era lanzar lejos y terminé satisfecho con el resultado», ha aseverado el vigente campeón continental. Tras un primer intento nulo, en el segundo lanzamiento deslizó el artefacto sobre su brazo derecho y alcanzó los 62,48 metros. Después, pese a notar pequeñas molestias en la espalda, siguió su concurso «aunque a un nivel inferior. El dolor no me permitió lanzar a tope, pero lo importante es que salió la marca».

Héctor Cabrera durante un lanzamiento en Fuenlabrada.

«El sabor ha sido agridulce porque me he quedado a 25 centímetros de la mínima A para los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020. Es una pena, pero llegar al Mundial con este registro me da confianza», ha añadido Cabrera, que tiene síndrome de Stargardt y solo un 5% de visión. El deportista de Oliva, que el año pasado logró el récord del mundo aunque no pudo homologarlo (64,86 metros), se ve preparado para asaltar el podio en el Mundial.

A Dubai llega con la segunda mejor marca del ranking y con buenas expectativas. «Queda solo un mes para terminar de perfilar detalles y estar en las mejores condiciones. Me veo confiado y con posibilidades de estar entre los mejores, pero en atletismo nunca se puede adelantar nada, hay rivales que aún no han lanzado este año, también hay gente nueva y los japoneses están muy fuertes, así que puede pasar de todo», ha recalcado.

Cabrera, de 25 años, confía en sus opciones para, al menos, repetir el bronce del Mundial de Londres en 2017. «Estoy con ganas, las cosas me están saliendo bien en los entrenamientos, la técnica va mejorando, y espero hacerlo bien para lograr una medalla, que estará difícil pero no imposible. Además, me daría el billete para Tokio 2020 y así prepararía los Juegos con más tranquilidad», ha apostillado.

(Visited 66 times, 1 visits today)