La selección masculina se juga en Rostock (Alemania) la única plaza para los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020 y también el no descender de categoría.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Hace justo un año el goalball español regresaba a la élite continental. Ahora, la selección masculina trata de afianzar su proyecto y tendrá una prueba de fuego en el Europeo A en Rostock (Alemania) del 8 al 13 de octubre, donde peleará por mantenerse un año más en el cielo o descender al averno de este deporte. El campeón del torneo obtendrá el único billete para los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020 y los quintos de cada grupo y el último de los cuartos de final bajará de categoría.

«Será un campeonato muy igualado, todos tenemos puestas las miras en la plaza de clasificación para Tokio pero lo que me da más miedo es que hay tres posiciones para descender. La cabeza será fundamental, nosotros venimos desde el último puesto en el ranking y confío en que eso no nos bloquee. Los entrenamientos los hemos enfocado en que los jugadores valoren sus fortalezas, que se autoconvenzan de que pueden hacer una buena competición», ha explicado el seleccionador nacional, Paco Monreal.

España acude a la cita alemana con la ilusión puesta en pelear por regresar a unos Juegos (Pekín 2008 fue la última participación), pero siendo conscientes de la dificultad del reto. «No renunciamos a ello, sabemos lo complicado que será, pero con quedar entre los seis primeros y mantenernos en el Europeo A, me puedo dar con un canto en los dientes. Aunque si pasamos a semifinales, con el nivel que tenemos no sería una sorpresa. Lo mismo podemos jugar por entrar en la final que por no descender, todo está muy apretado», ha asegurado el técnico madrileño.

El combinado español estará formado por Álvaro Rubio y Félix Vargas (Chamartín), Pedro Martín (Canarias Cludeón), Javi Serrato (Sevilla), Nicolás Verdejo (IK Gipuzkoa) y el debutante Juan Carlos García (Valencia). En el grupo B, España, que cuenta con tres platas continentales (2005, 2007 y 2013), lidiará con Alemania, «subcampeona mundial y europea, juega en casa, es el primer partido del campeonato con una inauguración a bombo y platillo, a priori es el máximo favorito del grupo. Lo que ellos esperan es que el ambiente les ayude a ganar, nosotros intentaremos jugar con la mayor tranquilidad posible para que sean ellos los que tengan que arriesgar. Podemos vencerles si jugamos con la cabeza fría».

El segundo encuentro será ante Finlandia, «tradicionalmente nuestra ‘bestia negra’. Algunos de los chicos, con solo saber que tenemos enfrente a este país, se bloquean. Tenemos preparada alguna variación en la alineación para intentar buscar algo diferente y sorprenderles. El tercer partido será con República Checa, que tienen muy buenos titulares pero no banquillo. Y cerramos con Bélgica, bronce mundial y europeo, un bloque muy sólido al que no hay manera de hacerles daño, son muy constantes, un martillo pilón», ha analizado Monreal. En el otro grupo estarán Lituania, Suecia, Turquía, Ucrania y Grecia.

«En Europa hay mucha igualdad, hace dos años hubo un grupo donde los cinco equipos empataron a puntos. Tenemos claro de que partimos con el peor ranking de los 10 países, pero vamos a darlo todo y a luchar cada partido. Nos hemos planteado tres fases, la primera es quedar entre los cuatro primeros de nuestro grupo, la segunda es darlo todo en cuartos de final y la tercera soñar y pelear por meternos en la final. Pero si perdemos en cuartos, la competición sigue, hay que recuperarse rápido porque el octavo baja también de categoría», ha recalcado Javi Serrato.

El sevillano es el más veterano de la selección, ha vivido momentos dulces, como la plata europea de 2013, pero también episodios amargos, como estar varios años en el ‘infierno’ del goalball. «Más que ir a Tokio, a dónde no queremos ir el año que viene es a Israel, donde se disputará el Europeo B. Ya venimos de allí y por el nivel que tiene esta selección, no nos lo merecemos», ha subrayado.

El andaluz tiene claro cuáles pueden ser las claves del juego de España para competir de tú a tú con los mejores y mantenerse en la élite. «Nuestra debilidad es la concentración, cometemos los mismos errores que hacen que nos vengamos abajo al encajar varios goles seguidos. Dependerá de nuestra actitud, el principal enemigo somos nosotros mismos. Y nuestro punto fuerte es la puntería y la insistencia, nunca damos un partido por perdido, remamos siempre hasta el final», ha apostillado.

Los horarios de los encuentros que jugará España son los siguientes:

Martes 8 de octubre: Alemania – España 18.30h

Miércoles 9 de octubre: España – Finlandia 12.20h

Jueves 10 de octubre: España – República Checa 9.00h / Bélgica – España 12.30h

Viernes 11 de octubre: Cuartos de Final

Sábado 12 de octubre: Semifinales

Domingo 13 de octubre: Finales

(Visited 68 times, 1 visits today)