El alcarreño se impone en categoría PTS3 y la madrileña vence en PTWC. Susana Rodríguez abandona la prueba por problemas físicos de su guía.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

La Copa del Mundo en Funchal ha sido la última prueba internacional de la temporada que ha disputado la ‘ParaTriArmada’ española y el botín cosechado en la isla de Madeira ha sido de dos oros, conquistados por Daniel Molina y por Eva Moral. Un resultado que les permite a ambos seguir en la lucha para la clasificación de los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

Dani Molina en el podio de Funchal.

En PTS3 (discapacidades significativas) el triatleta alcarreño se ha llevado la presea dorada para ponerle el broche a un año perfecto en el que lo ha ganado todo. El rey ‘Midas’ de la categoría ha demostrado su talento para conseguir una nueva victoria este curso, aunque en esta ocasión le ha costado más trabajo de lo previsto por una avería con la bicicleta.

Molina, con un tiempo de 1:10.04 se impuso al holandés Nico van Der Burgt (1:10.32), al francés Michael Herter (1:19.29) y al extremeño ‘Kini’ Carrasco (1:27.49), que ha finalizado en cuarta posición. Cierra así un año mágico tras ganar el Mundial de Lausanne (Suiza), el Europeo de Valencia, las Series Mundiales de Montreal (Canadá) y las Copas del Mundo de Banyoles y de Funchal.

“No ha ido tan bien como pensaba, salí primero del agua, iba muy bien en la bici hasta la tercera vuelta, en la que tuve un problema mecánico, se me estropeó el cambio y perdí unos 40 segundos, por lo que me adelantaron varios. Sin ese percance habría puntuado más para el ranking de Tokio. Contento porque seguimos ganando todas las carreras, aunque hoy ha tocado estrujarse más a pie porque el primero me sacaba más de un minuto”, ha explicado.

El deportista de Guadalajara pelea por estar en los Juegos Paralímpicos aunque lo haría en PTS4 ya que su categoría no está incluida en el programa para Tokio 2020. “El año próximo habrá que seguir e intentar clasificarme, pero está muy difícil porque tengo que medirme con gente con menor discapacidad. Tenemos un ranking común los de PTS2, PTS3 y PTS4 y con los puntos que he sumado en Portugal estoy situado en el puesto 15 y en principio solo van nueve. Está muy complicado, no es imposible, hay que seguir trabajando y mejorando”, ha añadido.

Eva Moral en el primer peldaño del podio en Funchal.

La otra presea del equipo español la ha firmado Eva Moral en PTWC (deportistas que usan handbike y silla de ruedas), que también cierra una buena temporada y se mantiene entre las cuatro mejores del ranking mundial. En una competición muy dura, la madrileña ha logrado el triunfo con un tiempo de 1:18.09, por delante de la brasileña Jessica Ferreira y de la alemana Christiane Reppe. Esta temporada ha conseguido el oro en las Series Mundiales de Milán y en la Copa del Mundo de Funchal, un bronce en Banyoles, un cuarto puesto en el Europeo y un quinto en el Mundial y en Yokohama.

Quien no ha podido sumar otra victoria en su palmarés ha sido Susana Rodríguez en PTVI (discapacidad visual total o parcial). La gallega ha tenido que abandonar la carrera por problemas físicos de su guía Anna Noguera. Aún así, su año ha sido impecable, campeona de Europa y del mundo, así como dos oros y una plata en las Series Mundiales formando pareja con Paula García. La viguesa no para y en noviembre disputará los 1.500 metros lisos en el campeonato del mundo de atletismo en Dubai.

En PTS2, la clase de los triatletas con mayor discapacidad que compiten a pie, José Joaquín Martínez ha finalizado en la cuarta posición con 1:40.02. Mientras que en PTS4 (discapacidades moderadas), Juan Jesús Aguiar ha acabado en el octavo puesto con un registro de 1:12.38.

(Visited 161 times, 1 visits today)