La esquiadora madrileña de 15 años logra dos medallas en la pista indoor de Landgraaf (Holanda).

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Aún está en plena cocción, pero Audrey Pascual ya empieza a dejar su huella en la nieve. La española de 15 años no ha podido tener un mejor debut en la Copa de Europa de esquí alpino tras colgarse un oro y un bronce en la pista indoor de Landgraaf (Holanda) en la categoría para deportistas que van sentadas.

La madrileña, que nació con una agenesia bilateral de tibias y lleva prótesis en ambas piernas, ya acumula éxitos y demuestra su talento en un deporte en el que acaba de iniciar su quinta temporada. En su bautismo en esta competición internacional y frente a rivales con más experiencia, Audrey se ha llevado dos medallas en la prueba de slalom.

Audrey Pascual con sus medallas. Fuente: Fundación También

En la primera jornada, la esquiadora del equipo Fundación También conquistó el oro tras conseguir un segundo puesto en las dos primeras bajadas con tiempos de 53.89 segundos y 1:04.73, respectivamente, y ser primera en la última manga con 1:02.51, resultado que le valió para subir al primer peldaño del podio con un registro total de 3:01.13.

La promesa del esquí adaptado español completó su buena actuación en el circuito holandés con un bronce, también en slalom, tras mostrar su regularidad con un tiempo de 2:25.04 y solo fue superada por la japonesa Norika Harada (plata) y por la francesa Meije Bidault (oro).

Su compañera de equipo, María Martín Granizo, que es campeona de España con 12 años, no participó porque aún no tiene la edad suficiente, aunque sí pudo abrir las seis mangas que han compuesto los dos días de carreras. Por su parte, la leonesa Raquel Martínez, esquiadora con parálisis cerebral, fue décima en la primera prueba con 2:19.38, mientras que en la segunda terminó en el puesto 13 con 2:05.26.

(Visited 86 times, 1 visits today)