Paco Motero, Simón Cruz y Roberto Galdós compiten en el Internacional de Japón, que se disputa en el Yoyogi Stadium.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

El bádminton tendrá su bautizo en unos Juegos Paralímpicos el próximo verano en Tokio, en un impresionante Yoyogi National Stadium que ya calienta motores para la gran cita de 2020. La capital nipona acoge esta semana el Internacional de Japón como Test Event, donde estarán presentes los mejores jugadores del mundo. En el torneo competirán tres españoles, Simón Cruz, Paco Motero y Roberto Galdós.

España tiene complicado contar con un representante en los Juegos, las opciones son mínimas, pero los deportistas quieren quemar sus últimos cartuchos y hacer un buen papel frente a rivales que cuentan con mayor apoyo de sus federaciones, incluso algunos se dedican profesionalmente al bádminton. De hecho, los tres jugadores del equipo español han viajado hasta Tokio pagándose todos los gastos.

Simón Cruz, que cuenta con siete medallas en europeos (un oro, tres platas y tres bronces) y una plata en un campeonato del mundo, participará en categoría SL3 -discapacidad de pie-, en la que figura como número 15 del ranking mundial. «Es el torneo que todos estábamos esperando porque se disputará en el Yoyogi, donde se celebrará el bádminton en los Juegos. Estoy con gran ilusión por pisar las instalaciones. Mi objetivo es disfrutar e intentar meterme en los octavos de final, será complicado ya que van los mejores», ha explicado.

Junto al jienense estarán el onubense Paco Motero (Drop Toledo) y el vitoriano Roberto Galdós (Club Zuzenak), que jugarán en categoría WH1-WH2 para deportistas en silla de ruedas. La ausencia destacada es la de Marcela Quinteros, la única convocada por la federación española. La valenciana sufrió en octubre una lesión en el brazo que le dificulta desplazarse con la silla y tras perderse estos últimos torneos del año, sus opciones de clasificación para Tokio 2020 son cada vez más escasas.

(Visited 58 times, 1 visits today)