Cinco platas y tres bronces, dos récords del mundo, nueve billetes para los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020 y buenas sensaciones han dejado los atletas.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

A 283 días de los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020, Dubai acaba de bajar el telón a uno de los mundiales de atletismo más exigentes y de mayor nivel de los últimos años. Y el equipo español ha respondido con un botín de ocho medallas (cinco platas y tres bronces), dos récords del mundo y uno de Europa, así como nueve plazas para la cita en la capital japonesa del próximo año.

La gallega Adi Iglesias. Fuente: CPE

Una de las protagonistas ha sido Adi Iglesias, que se ha estrenado en un Mundial con un doblete plateado en los 100 y 200 metros lisos T12 (deficiencia visual) con marca personal en ambas pruebas, 11.99 y 24.31 segundos, respectivamente. El primer español en subir al podio fue el veterano José María Pámpano con un bronce en los 800 T36 (parálisis cerebral). El extremeño, tras una exitosa y dilatada trayectoria se ha despedido a lo grande de la alta competición.

Después llegó otro bronce, el de Meritxell Playá en salto de longitud T11 (atletas ciegos o con poco resto visual). La barcelonesa de 21 años voló sobre el foso de arena hasta los 4.74 metros para subir al podio. También en longitud, pero categoría T13, el alicantino Iván Cano -vigente campeón de Europa- atrapó el bronce con un brinco de 7.04 metros, mejor registro personal.

Una plata se colgó Kim López en lanzamiento de peso F12. El valenciano llegaba al Golfo Pérsico arrastrando una lesión del ligamento cruzado de la rodilla izquierda que sufrió en abril tras una caída en un entrenamiento, pero decidió no operarse para estar en Dubai. Con 15.69 metros consiguió su séptima presea mundialista y un billete para Tokio 2020.

Héctor Cabrera cazó con su jabalina la plata y el récord del mundo en categoría F12 tras hacer volar el artefacto hasta los 64.89 metros, quedándose a 15 centímetros del oro. Y la última medalla española la firmó el fondista Yassine Ouhdadi en los 5.000 metros T13. Gran debut para el tarraconense de origen marroquí, que subió al segundo cajón del podio tras cruzar la meta en 14.42.12, nuevo récord de Europa.

La madrileña Sara Martínez. Fuente: CPE

A las puertas del podio se quedó la actual campeona continental en salto de longitud T12, Sara Martínez, que fue cuarta a 16 centímetros del bronce. Y en la última prueba del Mundial, Susana Rodríguez también ha terminado entre las cuatro mejores del mundo en los 1.500 metros T11 junto a su guía Celso Comesaña. Gran actuación de la gallega, campeona del mundo y de Europa en triatlón, que ha cerrado un año espectacular con este meritorio cuarto puesto en su debut y se va de Dubai con marca personal (4:55.38) y dándole una plaza a España para Tokio 2020 y a la que podrá optar. Cerca del bronce estuvo Melany Bergés junto a su guía Jaime del Río, tras finalizar cuarta en el 400 T12.

También cuarta posición para el equipo español en el relevo universal 4×100 metros, una prueba que se estrenaba en un campeonato del mundo. Adi Iglesias, Sara Andrés, Lorenzo Albaladejo y José Manuel Quintero, con 51.95 segundos, solo fueron superados por Estados Unidos, China y Rusia. La madrileña Sara Andrés Barrio pulverizó el récord del mundo en 100 metros T62 (dobles amputadas) con 12.90 segundos, que le dan el pasaporte para los Juegos Paralímpicos. Fue quinta en velocidad y en longitud hizo marca personal con 4.64 metros.

Sara Andrés, récord del mundo en 100 metros T62. Fuente: CPE

Un noveno puesto hizo Izaskun Oses en 1.500 metros categoría T13 con 4:58.30, mientras que Alberto Suárez -vigente subcampeón del mundo en maratón- fue octavo en 5.000 T13 con 14.54.30, mejor marca de la temporada. Con sabor amargo se han marchado Gerard Descarrega y su guía Guillermo Rojo, favoritos a ganar el oro en el 400 T11. En la final fueron terceros, pero los jueces descalificaron a la pareja española porque el atleta catalán soltó la cuerda que une a ambos antes de cruzar la meta. En Dubai, varios deportistas españoles han batido sus marcas personales: Alberto Ávila en los 100 (11.85) y 200 metros T64 (23.81 segundos), el gaditano José Luis Fernández en 400 T12 (50.12) o Nagore Folgado y su guía Joan Raga en 100 (12.79) y 200 T12 (26.77 segundos.

En lanzamiento de peso F57 (los atletas tiran en silla), David Fernández fue noveno con 12.33 metros, su mejor registro. Otros que superaron sus marcas personales fueron Desiré Vila en 100 metros T63 con 17.16 segundos, Lia Beel y su guía David Alonso en 400 metros T11 con 1:02.58 y el leonés Daniel Pérez, tanto en longitud T47 con 6.21 metros como en salto de altura, siendo noveno con 1.83 metros.

(Visited 120 times, 1 visits today)