Daniel Molina se proclama campeón del mundo, Jairo Ruiz y Susana Rodríguez se cuelgan la plata y Eva Moral consigue un bronce en Rotterdam (Holanda).

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

La selección española de paratriatlón ha logrado un botín de cuatro medallas, un oro, dos platas y bronces, en el campeonato del mundo disputado en Rotterdam (Holanda). El gran protagonista ha sido Daniel Molina, que ha conquistado el metal dorado en PTS3 (discapacidades significativas). El madrileño se impuso con autoridad tras completar el recorrido en un tiempo de 1:11.22.

Salió del agua con más de un minuto de ventaja sobre el resto de participantes y consiguió distanciarse aún más en las pruebas de bicicleta y la carrera a pie. Molina, que perdió la pierna derecha por debajo de la rodilla tras sufrir un accidente de tráfico hace 20 años, sigue demostrando su enorme progresión en el triatlón.

Tras rozar la victoria en los mundiales de 2012 y 2013, le llega su recompensa el día que cumple 43 años, un oro Mundial que se suma al campeonato de Europa que ganó el pasado mes de junio. En esta misma clase el extremeño Joaquín Carrasco ha terminado quinto (1:26.44).

Otra buena actuación ha sido la de Jairo Ruiz en PTS5 (discapacidades leves), tras firmar una gran remontada en la ciudad holandesa. El almeriense, que empezó la temporada con una grave lesión de rodilla, ha demostrado estar hecho de otra pasta. Después de ganar la plata continental en Kitzbühell, ha brillado en Rotterdam para llevarse el subcampeonato del mundo.

En el cambio de la natación al ciclismo marchaba en quinta posición, pero se situó tercero en la transición a la carrera a pie tras el abandono por lesión del alemán Martin Schulz, campeón paralímpico y mundial. En el último tramo, el andaluz ade