La selección española realizará seis concentraciones antes del Mundial que se disputará en Madrid del 5 al 17 de junio.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Ilusión es la palabra que rodea a la selección española de fútbol para ciegos, que ya ha arrancado su preparación para llegar en las mejores condiciones al campeonato del mundo IBSA que se disputará en Madrid entre el 5 y el 17 de junio. El balón sonoro echó a rodar con la primera de las seis concentraciones previstas antes de la cita mundialista, donde España confía en plantar batalla y confirmar su recuperación tras la plata lograda en el Europeo.

El seleccionador, Jesús Bargueiras, ha convocado a 20 futbolistas, que estarán dirigidos por cuatro entrenadores. «Los primeros entrenamientos serán más físicos y en los siguientes se irá avanzando en aspectos técnicos y tácticos. Trabajando con tiempo seguro que llegamos bien para afrontar la competición», dice Miguel Ángel Becerra, uno de los técnicos.

Al bloque de jugadores que consiguió el subcampeonato continental en Berlín se le ha unido un grupo de jóvenes que llegan pisando fuerte. «Los estamos preparando para el plan renove que viene experimentando la selección. Nadie tiene un sitio asegurado y cualquiera de los nuevos tiene muchas opciones de estar en la lista final», comenta Becerra.

Tras varias temporadas agridulces, España ha recuperado su mejor versión después de alcanzar la final del Europeo, donde cayó en los penaltis con Rusia. «Volvimos a competir bien, trabajamos muy serios, hubo un hermanamiento en el grupo y la gente estaba más concienciada. Ahora tenemos que mantener ese nivel de implicación y demostrar que aquello no fue una casualidad», apunta Antonio Martín ‘Niño’, uno de los veteranos de ‘La Roja’.

El delantero malagueño formó parte del equipo español que ganó el bronce en el primer Mundial que se celebró en España, en Jerez de la Frontera en 2000. «En esa época se jugaba más al fútbol, ahora prevalece más el físico y la táctica. España revolucionó este deporte en cuanto a estrategia, antes era muy arcaico, y enseñamos a jugar al resto de países, que nos han copiado demasiado bien (risas). Hay selecciones que han crecido mucho, en parte porque tienen más población ciega, y España se ha estancado. Hay mucho nivel pero vamos a ir a por las medallas», recalca el malagueño.

Un Mundial con 16 equipos

La séptima edición del Mundial acoge por primera vez a 16 selecciones: España, Brasil, Argentina, China, Colombia, Costa Rica, Francia, Irán, Mali, México, Marruecos, Rusia, Corea del Sur, Tailandia, Turquía y Gran Bretaña. «Es el campeonato más difícil que se va a jugar en la historia de este deporte, pero tenemos opciones de ganar medalla», subraya Becerra.