La ‘rider’ española sube al podio tras finalizar en tercera posición en la prueba de boardercross en Pyeongchang.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Hace cinco años Astrid Fina se deslizó por primera vez por la nieve y ahora acaba de hacer historia al conquistar la medalla de bronce en los Juegos Paralímpicos de invierno en Pyeongchang en la categoría SB-LL2 (deportistas con amputación tibial). La sonrisa de la abanderada española lució más brillante que nunca en el podio de Corea del Sur tras su gran actuación en la prueba de boardercross.

Un accidente de moto en 2009 le cambió la vida cuando se dirigía a su trabajo en una joyería. Tras pasar un calvario de visitas a hospitales y 13 operaciones, sufrió la amputación tibial de su