El equipo vasco vence al favorito, el CD Ilunion, por 57-59 en un partido muy igualado y peleará por su primer título.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

El Bidaideak Bilbao ha dado un paso de gigante tras colarse por primera vez en su historia en la final de la Liga de baloncesto en silla de ruedas después de tumbar al gran favorito, el CD Ilunion, en un partido muy igualado que se llevaron los vascos al ritmo de Asier García y Joshua Turek (26 puntos). Pablo Zarzuela pudo forzar la prórroga en la última jugada, pero el aro escupió el balón y con él se esfumaron las opciones del doblete para los madrileños, campeón en las seis ediciones anteriores.

A los de Juan José Artacho se les vio anímicamente tocados desde el comienzo, aún estaba fresca la herida de la final de la Champions Cup. Enfrente tenía a un Bilbao ambicioso al que también se le escapó el título continental de la Euroliga 1 y quería dar la sorpresa. Y lo hizo con carácter, pundonor y un juego solidario y colectivo.

El Centro de Usos Múltiples Carlos Sastre de Ávila estaba preparado para el espectáculo y la cita no defraudó a nadie. El partido arrancó con el pulso entre dos de los mejores jugadores de la Liga, Joshua Turek y Terry By