El equipo vasco vence al favorito, el CD Ilunion, por 57-59 en un partido muy igualado y peleará por su primer título.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

El Bidaideak Bilbao ha dado un paso de gigante tras colarse por primera vez en su historia en la final de la Liga de baloncesto en silla de ruedas después de tumbar al gran favorito, el CD Ilunion, en un partido muy igualado que se llevaron los vascos al ritmo de Asier García y Joshua Turek (26 puntos). Pablo Zarzuela pudo forzar la prórroga en la última jugada, pero el aro escupió el balón y con él se esfumaron las opciones del doblete para los madrileños, campeón en las seis ediciones anteriores.

A los de Juan José Artacho se les vio anímicamente tocados desde el comienzo, aún estaba fresca la herida de la final de la Champions Cup. Enfrente tenía a un Bilbao ambicioso al que también se le escapó el título continental de la Euroliga 1 y quería dar la sorpresa. Y lo hizo con carácter, pundonor y un juego solidario y colectivo.

El Centro de Usos Múltiples Carlos Sastre de Ávila estaba preparado para el espectáculo y la cita no defraudó a nadie. El partido arrancó con el pulso entre dos de los mejores jugadores de la Liga, Joshua Turek y Terry Bywater, que respondió a las expectativas con un duelo de ‘francotiradores’ en el primer cuarto. El americano (10 puntos) y el británico (8 puntos) comandaron los primeros ataques de sus equipos con acierto (10-12).

Bilbao obligaba a Ilunion a tirar desde el exterior tras maniatar a las ‘torres’ amarillas con una defensa cerrada, que provocaba continuos errores y precipitaciones de hombres como Alejandro Zarzuela bajo el aro. Con Asier García al timón, los vascos se sentían cómodos en ataque y terminaron el primer cuarto con una pequeña renta (12-14).

Arreón de los bilbaínos

El segundo periodo se inició como lo había hecho el primero. Intercambio de canastas entre Turek y Bywater (17-18). En ese duelo se coló Asier García, que dio un recital de baloncesto repartiendo magia y asistencias, además de anotar cuando lo intentaba. Sus puntos y su conexión con David Mouriz y Jannik Peter Blair permitieron a los bilbaínos tomar ventaja (19-27).

La gran solidaridad en defensa de Bilbao frenó al quinteto más potente del subcampeón de Europa. Los de Jorge Núñez estaban desatados, disfrutando sobre la cancha con un juego coral y ampliaron la diferencia tras un parcial de 0-7 (23-36). Ilunion, descentrado y con pérdidas de balón, pedía a gritos el descanso, al que se llegó tras un canastón de Pablo Zarzuela (25-36).

El jugador jerezano fue quien lideró la reacción de los madrileños a la vuelta de vestuarios con siete puntos (33-40). Tras una canasta de su hermano Ale Zarzuela, el técnico vasco tuvo que parar el partido con tiempo muerto. Había comenzado otro partido y tuvo como protagonista a un actor secundario, Roberto Mena. El mallorquín tiró del carro de los suyos tanto en defensa como en ataque. Ilunion igualaba el choque con un parcial de 8-0, pero Blair y Salazar mantenían la ventaja (45-47).