El delantero tarraconense es uno de los capitanes de ‘La Roja’ paralímpica y jugará el Mundial en Madrid en pleno mes de Ramadán.  

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Luchar por cada balón, correr y sudar, pero sin poder beber agua. Youssef el Haddaoui es uno de los capitanes de la selección española de fútbol para ciegos que disputará el Mundial en Madrid (7-17 junio) y lo hará sufriendo los rigores del Ramadán. El campeonato coincide con el mes sagrado para los creyentes musulmanes y cumplirá con los preceptos religiosos en pleno esfuerzo competitivo.

«No comer ni beber nada desde el amanecer hasta la puesta del sol será duro. Tendré que modificar los horarios para dormir, ya que mientras mis compañeros descansan, yo estaré comiendo. Es la primera vez que me pasa en una competición internacional de nivel, sí que me ha coincidido en otros torneos nacionales o amistosos y siempre lo he llevado bien, mi rendimiento no suele bajar», relata.

España jugará el partido de inauguración ante Tailandia a las 18.00 horas y los dos siguientes (Marruecos y Turquía) a las 11.00, algo que le vendrá bien al delantero. «Prefiero jugar por las mañanas porque estaré con más fuerzas ya que habré comido antes. Lo más complicado será cuando tenga sed con el calor que hará, pero no debería de afectarme mucho», explica.

El Islam juega un rol muy importante en su vida, de hecho, ya se perdió el Mundial de Hereford (Gran Bretaña) en 2010 cuando apenas llevaba unos meses golpeando el balón con cascabeles. «Era mes de Ramadán y me dijeron que para ir debía comer, tenían miedo a que me pasara algo, pero dije que no, mi religión está por encima del fútbol», apunta. Desde entonces ha sido un asiduo en las convocatorias de ‘La Roja’, con la que ha ganado un bronce en los Juegos Paralímpicos de Londres 2012, un oro europeo y un bronce mundial, entre otras medallas.

Ahora, lo que más le preocupa es una lesión de h