La selección española femenina de baloncesto en silla de ruedas deja buenas sensaciones pese a las cuatro derrotas.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Tres partidos en apenas ocho horas ante equipos masculinos tuvo que afrontar la selección española femenina de baloncesto en silla de ruedas en el Trofeo Internacional Ciudad de Barcelona, donde acabó en cuarta posición. Las chicas que dirige Abraham Carrión se vaciaron sobre la cancha, plantaron cara a sus rivales e incluso rozaron la victoria en algunos encuentros.

A poco más de un mes para que debute en el Mundial de Hamburgo, el combinado español vuelve a dejar buenas sensaciones como ya hiciera hace un mes en el torneo de Lyon colgándose la medalla de bronce tras sumar dos triunfos de prestigio ante Canadá, pentacampeona del mundo y frente a Francia, selección a la que no ganaba desde hacía una década.

España, que volverá a disputar un campeonato del mundo 24 años después, realizó un sobreesfuerzo en la Ciudad Condal en la primera jornada, ya que tuvo que jugar dos partidos seguidos con menos de 15 minutos para descansar. En el primero cayó ante Cataluña por un ajustado 44-40.

«Ante la selección catalana nos costó entrar, hicimos un mal primer cuarto defensivo, que es donde se fundamenta nuestro juego y cogieron una ventaja que nos hizo daño. Ajustamos más la defensa sobre Óscar  Onrubia, que ya no anotó tan fácil y empezamos a arañar poco a poco. Tuvimos oportunidad de ganar el partido ya que a falta de 15 segundos perdíamos de dos puntos, pero la última defensa no la hicimos bien», ha explicado Carrión.

España: Lourdes Ortega, Lucía Soria (3), Sonia Ruiz, Vicky Pérez (21), Vicky Alonso (10), Beatriz Zudaire, Judith Núñez, Almudena Montiel (2), Sara Revuelta, Veva Tapia (3), Michell Navarro y Sira Moros (1).