España suma tres medallas de bronce más en el Mundial de ciclismo adaptado en carretera.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Brillante actuación del equipo español en el Campeonato del Mundo de Ciclismo Adaptado en Carretera tras sumar tres medallas más en la contrarreloj. Ricardo Ten, Joan Reinoso y Gonzalo García Abella han subido al podio en la localidad italiana de Maniago con un bronce, al igual que hizo Sergio Garrote en la primera jornada.

En C1, Ten exhibió su potencial y explosividad para colgarse su segunda presea en un Mundial sobre el asfalto. En 2017 ganó en Pietermaritzburg (Sudáfrica) la plata en la ruta y ahora se ha llevado el bronce en la crono, una prueba que se le resistía. Finalizó los 13,6 kilómetros en 19:35.73, por detrás del canadiense Ross Wilson (19:29.55) y del alemán Michael Teuber (19:27.43).

Tras más de 20 años en la élite de la natación, el valenciano cambió el bañador por la bicicleta y su irrupción en el ciclismo ha sido espectacular. Esta temporada ya había conseguido un oro y un bronce en el Mundial en pista en el velódromo de Río de Janeiro. En Italia aun le queda por disputar la prueba en línea y está entre los favoritos para enfundarse el maillot arco iris.

Gonzalo García Abella es otro ciclista que está aportando savia nueva al equipo dirigido por Félix García Casas. Hace varias semanas debutó con la selección con un oro y una plata en la Copa del Mundo de Emmen (Holanda) en triciclos T1. Y en su primer Mundial, el madrileño de 22 años se ha estrenado con un bronce.