España acude con nueve deportistas con el objetivo de sumar puntos para la clasificación de los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Tras el cambio generacional y la retirada de algunos jugadores históricos, la boccia española empieza a escalar peldaños y a lograr resultados en competición internacional. España tiene una nueva oportunidad de medir su nivel en Liverpool, que acoge del 12 al 18 de agosto el Mundial. El equipo español, que acude con nueve deportistas, tiene como objetivos pelear por medallas y sumar puntos para el ranking clasificatorio de los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

En BC1 (deportistas que lanzan con manos o pies y precisan asistente) competirá en individual Ferrán Ribas Valdivia (Club Boccia 360), que consiguió un bronce por equipos en el Open Mundial de Sevilla el año pasado. «Es una apuesta firme para este ciclo olímpico, está preparado para realizar un buen campeonato», ha apuntado el seleccionador, Carlos Varela. En esta categoría estará Desirée Segarra, que solo disputará la prueba por equipos.

Javier Martinez durante un campeonato.

En BC2 (deportistas que pueden lanzar sin ayuda) destaca Raúl Martí Dura, «uno de los más jóvenes de la selección que puede estar luchando por estar entre los ocho mejores del mundo». También estarán Juan Carlos Montezuma y el veterano Benito Sánchez, que en marzo ganó una plata en el Open Europeo de Madrid y aportará “un punto de fiabilidad y experiencia”.

«El equipo BC1-BC2 ha bajado en el ranking porque no estuvo bien en el World Open de Povoa y está en el puesto 17. Queremos refrendar las sensaciones que teníamos el año pasado y volver a estar como mínimo en cuartos de final», ha comentado el técnico español.

En BC3 (precisan asistencia y hacen lanzamientos a través de una canaleta) España cuenta con una pareja de nivel que está ofreciendo un gran rendimiento, con un bronce en el Europeo del año pasado y otro bronce en el Open Mundial de Portugal en julio. Ellos son Wafid Boucherit ‘Fido’ -disputará la competición individual-, Javier Martínez y Verónica Pamies. «Lo afronto con muchas ganas, con confianza y buenas sensaciones. El objetivo es ir paso a paso, podemos estar optando a las semifinales y a partir de ahí puede pasar cualquier cosa», ha dicho Martínez.