España suma siete medallas en la penúltima jornada del Europeo. Platas para Núria Marquès y Alejandro Rojas y bronces para Martínez Tajuelo, Ariadna Edo, Iván Salguero y Jacobo Garrido.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Penúltimo día del campeonato de Europa de natación paralímpica y España acude fiel a su cita con las medallas. Siete metales (un oro, dos platas y cuatro bronces) ha sido el botín cosechado por los españoles en el penúltimo día de competición, que mantienen a la selección en el Top 5 del medallero con 42 preseas.

La jornada comenzó de manera espectacular, con un doblete español en los 50 metros mariposa S6. David Sánchez voló en la piscina irlandesa para coronarse como campeón de Europa. El andaluz de 17 años, que nació sin antebrazos, se impuso con un tiempo de 34.26 segundos en el duelo ante el tinerfeño Alejandro Rojas, que se colgó la plata tras parar el crono en 36.13. Además del oro, el nadador del Club Onubense de Deporte Adaptado tiene un bronce en 200 estilos.

Núria Marquès sigue devorando medallas en el agua de Dublín y ha conseguido su quinto metal, esta vez una plata en 400 libres S9 (4:46.65). A la nadadora de 19 años le pudo el cansancio acumulado tras haber competido todos los días y aunque aguantó el ritmo a la británica Toni Shaw, se quedó a 4.22 segundos del oro en una prueba muy exigente. La catalana también tiene dos oros en 100 espalda y 200 estilos, una plata en los 100 libres y un bronce en 100 mariposa.

En los 400 libres S9 brilló Jacobo Garrido, una de las promesas de la natación paralímpica española, que se llevó el bronce tras una dura pugna con el portugués David Grachat. Máxima igualdad con el luso hasta llegar a los 300 metros, cuando el coruñés empezó a sacarle ventaja hasta tocar la pared en tercera posición con 4:23.70.