Kim López, Izaskun Oses, Melany Bergés, Meritxell Playá y Laura Rus logran la plata en el segundo día del campeonato de Europa.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Jornada plateada la que ha firmado el equipo español de atletismo paralímpico en el segundo día de competición del campeonato de Europa en Berlín. Cinco platas ha sido el botín cosechado por España, que ya suma nueve, tras los dos oros obtenidos en el debut por Gerard Descarrega e Iván Cano en salto de longitud, la plata de Manuel Garnica en 1.500 metros y el bronce de Xavi Porras.

Izaskun Oses

La primera medalla llegó en el tartán de la mano de Izaskun Oses. La atleta navarra, que regresaba a la competición tras dos años ausente por una lesión en el pie y por su posterior embarazo, se colgó la plata en los 1.500 metros categoría T13 (discapacidad visual) con un tiempo de 4:59.31. En la misma prueba, la catalana Mari Carmen Paredes junto a su guía Lorenzo Sánchez acabó en la cuarta posición tras cruzar la meta con 5:33.69.

Otra plata consiguió en el estadio Friedrich Ludwig Jahn la velocista Melany Bergés con su guía Sergio Sánchez. La barcelonesa quedó segunda en los 100 metros T12 con un registro de 13.11 segundos, por detrás de la alemana Katrin Mueller-Rottgardt (12.78).

«Me ha sabido a poco, estaba bastante bien y esperaba hacer una buena marca», ha explicado la española, que el domingo intentará revalidar en los 400 metros lisos el oro europeo que logró en Grosseto (Italia) en 2016. Por su parte, Alba García (16 años) y su guía Jaime del Río fueron cuartos con 13.44 segundos, quedándose a 18 décimas del bronce.

A cuatro centímetros del oro

La tercera plata para España fue para Meritxell Playá, apoyada por su guía Robert Díez, en salto de longitud T11 (deportistas con deficiencia visual). La atleta del Club Muntanyenc Sant Cugat, de 20 años, protagonizó una dura pugna con la sueca Viktoria Karlsson. Realizó un buen concurso con 4.73, 4.63, 4.58, 4.61, 4.50 y 4.55. Al final, la actual campeona del mundo junior se quedó a cuatro centímetros de su rival, que se llevó el oro con 4.77 metros.

«Ha sido una medalla muy peleada, venía con esperanzas de luchar por el oro después