Susana Rodríguez y Dani Molina logran el oro, Álex Sánchez la plata y Héctor Catalá el bronce.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

La ‘ParaTriArmada’ deja su huella en cada circuito en el que compite y ha vuelto a confirmar su progresión y gran nivel tras brillar en el Mundial de Gold Coast. Un botín de cuatro medallas (dos oros, una plata y un bronce) y numerosos puntos para el ranking clasificatorio de los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020 ha sido la cosecha del equipo español en territorio australiano.

El tándem formado por Susana Rodríguez y su guía Paula García demostró por qué lidera el ranking mundial en PTVI (discapacidad visual total o parcial). La pareja española cuajó una prueba perfecta en la joya de Queensland para conquistar el oro. Dominaron la prueba de principio a fin, salieron del agua en primera posición, aumentaron las distancias con sus oponentes en el tramo en bici y amarraron la victoria en la carrera a pie.

Con un tiempo de 1:06.32 se impusieron a las medallistas paralímpicas Patrick Alison (Gran Bretaña) y Katie Kelly (Australia). Es la segunda vez que la gallega logra el título mundial. De esta forma ponen el broche perfecto a una temporada en la que ya habían logrado una plata europea, un oro en la Copa del Mundo de Águilas, así como un oro y una plata en las Series Mundiales de Yokohama e Iseo-Franciacorta, respectivamente.

Uno de los deportistas más destacados ha sido otra vez Dani Molina, que alarga su hegemonía en PTS3 (discapacidades significativas). El alcarreño revalidó el título de campeón del mundo con toda una exhibición de poderío. Hace un mes sufrió un revés cuando la Unión Internacional de Triatlón comunicó que su categoría no estaría en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020, por lo que no tendrá tampoco beca del Plan Adop. Pero para él rendirse nunca es una opción pese a los obstáculos con los que ha tenido que lidiar.

Con 22 años le amputaron parte de su pierna derecha tras un accidente de moto y la natación se convirtió en su mejor medicina, llegando a disputar los Juegos de Atenas 2004. Ahora, lleva varios años siendo el mejor del mundo en triatlón. En la Costa de Oro australiana ha subido a lo más alto del podio con un tiempo de 1:07.29, el mejor regalo para celebrar su 44 cumpleaños. En la misma categoría, el extremeño Kini Carrasco terminó en la sexta posición con 1:20:10.

«Ha sido una carrera buena, todo salió bien desde el principio, con una natación rápida, con la mejor actuación en bici en todos los campeonatos que llevo y la carrera a pie fue tranquila porque tenía una ventaja de tres minutos. Estoy muy contento, por segundo año con