La valenciana y el asturiano de 14 años suben al podio en su debut en un campeonato continental. Simón Cruz y Esther Torres se quedan a un paso de las medallas. 

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Dos medallas de bronce ha sido el botín logrado por la selección española de parabádminton en el Europeo disputado en Rodez (Francia). Marcela Quinteros en la prueba individual y Pablo Serrano, de 14 años, en la competición de dobles, han conseguido subir al podio en su debut en un campeonato continental.

Marcela Quinteros. Fuente: Mark Phelan / BEC Europe

Hace poco más de dos años empuñó una raqueta y golpeó el volante por primera vez. Desde entonces, la jugadora valenciana ha tenido una meteórica progresión, colándose en el Top 10 del ranking mundial. En su primer Europeo ha brillado con buena nota, tras conquistar el bronce en la categoría WH2 (deportistas en silla de ruedas).

Marcela, que es entrenada por Loli Marco -una de las pioneras de este deporte en España y campeona nacional en 24 ocasiones-, ha ido de menos a más en el torneo. Solo la turca Emine Seckin, número uno de Europa, ha sido capaz de tumbar a la española. Empezó el campeonato perdiendo con la jugadora otomana en la fase de grupos, donde después ganó a la francesa Marilou Maurel (21-8 y 21-3).

En cuartos aseguró la presea tras imponerse a la gala Emmanuelle Ott en dos sets por 21-13 y 21-3. En semifinales, otra vez se cruzó en su camino Seckin, aunque Marcela vendió cara su derrota y puso en aprietos a su rival, sobre todo, en el primer set (21-17 y 21-11). En la misma categoría, la catalana Esther Torres se quedó a un paso de llevarse otra medalla, pero fue eliminada en cuartos.

«Estoy muy contenta y satisfecha por conseguir un bronce y por estar evolucionando y jugando cada día mejor. Estoy muy agradecida a Loli Marco por apostar por el parabádminton y por entrenarme, así como a mi familia y a la federación española, es fundamental su apoyo para seguir creciendo. Estamos cada vez más potentes y demostrando que podemos plantar batalla», ha explicado a dxtadaptado.com.

El otro bronce del equipo español lleva la firma de Pablo Serrano, quien pese a su bisoñez, ha derrochado sobre la pista talento y desparpajo para meterse entre los mejores. El asturiano se ha colgado una medalla en la prueba de dobles en clase SU5 junto al ruso Mikhail Chiviksin.

Tras perder