Álex Vidal, Aythami Santana y Gabriel Amado acuden a Turquía con el objetivo de pelear por medallas y sumar puntos para el ranking de los Juegos Paralímpicos. Debutan Aída Esteve y Dalia Santiago.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

El parataekwondo tendrá su bautismo en unos Juegos Paralímpicos en Tokio 2020 y los guerreros españoles del tapiz se afanan en conseguir un billete para la cita japonesa. Este año será crucial para allanar el camino y la temporada arranca con un Mundial que marcará gran parte del futuro de los taekwondistas. Álex Vidal, Aythami Santana y Gabriel Amado competirán el 6 de febrero en Antalya (Turquía) con el objetivo de subir al podio y de sumar puntos para consolidarse entre los mejores del ranking clasificatorio. Junto a ellos estarán Aída Esteve y Dalia Santiago, ambas debutantes.

Álex Vidal

A sus 37 años, Álex Vidal posee cuatro coronas mundiales en la categoría K43 -61 kilos y es uno de los favoritos para llevarse la victoria. «Desde el Europeo de junio no compito a nivel internacional, pero sí he tenido combates por Galicia para no perder las sensaciones. Me encuentro muy bien, físicamente hemos hecho un trabajo completo y tácticamente hemos retocado varios detalles para llegar fuerte ya que será un campeonato muy reñido», comenta.

El gallego, que tiene un rango de movilidad limitado en ambos brazos (no puede abrir ni cerrar las manos), es el vigente campeón y confía en su experiencia para subir al podio. «Mi objetivo es mantener la segunda posición en el ranking, esa es la presión que me pongo. El francés Bopha Kong está bastante lejos cómo para alcanzarle, así que la idea es aventajar a mis perseguidores. No será nada fácil porque todos quieren ganar y saldrán con el cuchillo entre los dientes. Aunque está claro que voy a por el oro, me ilusiona llevarme mi quinto título», subraya.

El sueño de Vidal es llegar a los Juegos Paralímpicos y para ello debe estar entre los dos primeros clasificados del ranking hasta el 1 de enero de 2020. «Tengo que sacarle puntos al canadiense Anthony Cappello, que es el tercer clasificado, y al guatemalteco Gersson Mejía, cuarto. Es una competición muy importante, si gano sumaría 100 puntos y me permitiría dosificarme este año ya que tendría la plaza muy cerca», explica.