El equipo español arrasa en la final al Santa Lucía italiano (61-86) con una actuación descomunal del británico Gregg Warburton con 36 puntos y logra su tercer título continental.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Mudó su piel en verano con la llegada de varios fichajes de tronío y no ha necesitado mucho tiempo para demostrar el potencial que atesora su plantilla. El Mideba Extremadura ha conquistado la Euroliga 2 de baloncesto en silla de ruedas tras arrasar en la final al SSD Santa Lucia Sport de Italia (61-86). Una victoria cimentada en una defensa sólida, un ataque voraz y un juego de memoria en el que brilló Gregg Warburton con 36 puntos. El club extremeño logra así su tercer título continental, ya que en el 2000 ganó la misma competición y en 2013 la Euroliga 3.

El partido tuvo un inicio igualado en los primeros compases con intercambios de canastas y con un ritmo eléctrico en el que los ataques duraban pocos segundos. Matteo Cavagnini y Marco Stupenengo llevaban la batuta del equipo romano, mientras que el Mideba se nutría con los puntos de Abdi Jama, de George Bates y de un Gregg Warburton infalible con sus lanzamientos desde el costado derecho (13-13). El conjunto español movía bien la pelota, jugaba de memoria con combinaciones y asestó un parcial de 0-9 (13-24). Phill Pratt bajo el aro dejaba el luminoso en 15-26 al final del primer cuarto.

A la escuadra italiana le vino bien la pausa para refrescar ideas y cambiar el chip. Salió con otro aire en el segundo acto bajo la batuta de Cristian Fares, que acortó distancias con tres canastas seguidas (23-28). Cavagnini, Mohamed Sanna Ali y Stupenengo anotaban tiros con cierta comodidad (29-32), pero el Mideba se recompuso con Warburton y Abdi Jama castigando desde el perímetro y con Bates en el poste bajo (31-38). Un último arreón de los romanos espoleados por Cavagnani y Stupenengo les llegó a situar solo dos abajo, pero sobre la bocina Warburton puso el 38-42.

Los vestuarios no enfriaron el ímpetu de Warburton, que seguía afinando su fusil. En el otro lado del ataque Phil Pratt fue un puñal y entre ambos jugadores ampliaron la renta hasta el 44-56. La fulgurante salida del equipo pacense, con todos sus hombres enchufados, sorprendió al Santa Lucía, que se veía desbordado en cada ataque ante la avalancha de juego y efectividad de su rival. Bates también dejaba su impronta en la pintura y Warburton elevaba la diferencia a 16 puntos (46-62). Un triple de Stupenengo y un tiro de dos de Fares cerraban el tercer cuarto (51-62).

El Mideba acariciaba el título y no quería sobresaltos en los últimos diez minutos. Salió de nuevo en tromba con un colosal Warburton escoltado por Pratt para abrir una brecha importante en el marcador (53-68). Una antideportiva sobre Warburton y una canasta de Abdi Jama sentenciaban el choque y los italianos bajaban los brazos (55-72). Warburton continuaba sumando puntos en su casillero y los colombianos Joymar Granado, Jhoan Vargas y Rodrigo Pérez se sumaban a la fiesta (61-86).