El Centro Ecuestre de Castilla y León acoge la primera competición internacional que se hace en España después de siete años.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Queda mucho camino por recorrer y trabajo que hacer, pero la doma adaptada española sigue experimentando un cambio importante gracias al respaldo de la federación con una planificación deportiva dirigida por Fátima Cao. Tras participar en abril en el CPEDI3 de Deauville (Francia), el Centro Ecuestre de Castilla y León en Segovia ha acogido la primera competición internacional que se hace en España después de siete años. Y los binomios han tenido una buena actuación.

Los participantes en el Internacional de Segovia.

Esta temporada el principal objetivo es el Europeo de Rotterdam (Holanda) en agosto y los jinetes y amazonas ya se preparar para la cita continental. En la prueba por equipos, Natalia Quintana a lomos de Walino fue primera con 62,727 puntos, seguida por Félix Gómez con Faraco (60,712 puntos) en la categoría Grado II. Carmen López con Abade de Sena fue segunda (63,235 puntos) y David de la Iglesia con Jaén Caracol, tercero (59,412) en Grado III.

El jinete coruñés Alberto Ferrol, junto con Eco de Tormenta, se impuso en Grado IV con 65,208 puntos. Le acompañaron en el podio Iker Beitia con Absolut (65,083) y Sonia Villalba con Donauzauber (62,917). Y en Grado V, Olga Jordá con la yegua Luna CCL era la única participante y sumó 67,287 puntos. El binomio que entrena con José Manuel Lucena consiguió 66,627 en individual.