El almeriense se convierte en Roquetas de Mar (Almería) en el primer paratriatleta en competir en un campeonato de España de categoría élite. 

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Acabó exhausto por su esfuerzo numantino pero radiante de felicidad tras lograr una gesta en el deporte español. Jairo Ruiz hizo historia tras convertirse en el primer paratriatleta en competir en un campeonato de España de triatlón en categoría élite, rompiendo una barrera más hacia la inclusión en el deporte. Y lo consiguió en su tierra, en Roquetas de Mar (Almería), arropado por sus familiares y amigos. «Es un hito que a lo mejor tarda tiempo en repetirse, he sentado un precedente», ha apuntado.

Con el dorsal 100, el andaluz completó los 750 metros de natación, los 20 kilómetros en bicicleta y los 5 kilómetros a pie en el puesto 78. «Ha ido mucho mejor de lo que pensaba. Mi miedo era quedarme solo en la natación, pero al final he estado nadando con un grupo y no salí el último del agua, eso me dio mucho ánimo. En la bicicleta me encontré súper bien, tiré muy fuerte en las tres primeras vueltas y adelanté a algunos rivales. Y en la carrera a pie me he sentido genial, fui rápido en la primera vuelta aunque en la segunda aflojé el ritmo porque empecé a notar el esfuerzo con la bici», ha relatado.

Competir con gente sin discapacidad no es algo nuevo para Jairo, al que le falta el antebrazo izquierdo. Entrena en el Club Triatlón Atleti, ha estado en pruebas populares, en triatlones nacionales, en la Copa del Rey y ahora con los mejores en un campeonato exigente y cumpliendo los criterios de selección establecidos, sin ningún tipo de ayuda técnica. «Si luchamos por la inclusión, no quería que me tratasen de forma diferente al resto», ha subrayado.

Lo que sí ha sentido ha sido el apoyo del público y de sus compañeros. «Cuando llegaba a la zona de transición en la carrera a pie para hacer el giro y encarar la segunda vuelta o la meta, era espectacular porque todos los triatletas que habían competido antes, las chicas élite, los júnior o los grupos de edad, estaban allí viendo la carrera y me animaban cuando pasaba. El ambiente era brutal, corríamos por un carril bici estrecho y lleno de gente a ambos lados, algo que me recordaba a la subida del puerto del Angliru en ciclismo», ha recalcado.

«He tenido un resultado mejor de lo esperado, así que si en los próximos años la fecha cuadra dentro de mi calendario quizás me vuelva a plantear competir con el objetivo de mejorar el puesto. Aunque es muy difícil conseguir una plaza para los paratriatletas porque no estamos en el ranking élite. La experiencia ha sido muy buena y me gustaría repetir en un futuro», ha añadido.