El atleta balear persigue la mínima para el Mundial tras 21 meses sin competir por una lesión en el cuádriceps que le obligó a pasar por el quirófano.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Joan Munar vuelve a sentirse atleta. El velocista español recupera la sensación de competir, algo que no experimentaba desde el 22 de julio de 2017 en el Mundial de Londres, cuando logró una plata en los 200 metros y un bronce en los 100 metros lisos en la categoría T12 (deficientes visuales). Desde entonces, una lesión de rodilla y la rotura del tendón del cuádriceps de la pierna derecha le mantuvo en el dique seco durante 21 meses.

Ahora el deportista mallorquín ha regresado al tartán con brío, ilusión y ambición en busca de la marca mínima para el campeonato del mundo de noviembre en Dubai, en el que espera subir al podio y lograr así el billete directo para los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020. Con perseverancia y esfu