La selección masculina de baloncesto en silla ha disputado siete partidos ante EE.UU., Japón y un equipo local, como preparación para el Europeo.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Rodaje, ritmo competitivo y buenas sensaciones ha acumulado la selección española masculina de baloncesto en silla de ruedas en su concentración en Texas tras disputar siete partidos en la Toyota USA Wheelchair Basketball Series frente a Estados Unidos, Japón y el equipo norteamericano del UT Arlington. Una concentración exigente que sirve de preparación para el Europeo de Walbrzych (Polonia) del 30 de agosto al 8 de septiembre con cuatro billetes para los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

Partido entre España y EE.UU. Fuente: NWBA

El debut, aún con el jet lag en el cuerpo, fue ante la vigente campeona paralímpica, que salió en tromba con un 100% de efectividad en tiros y un parcial de 0-11. Tras un tiempo muerto y después de ajustar la defensa, España empezó a carburar con rápidas transiciones para acortar distancias. La misma tónica continuó en el segundo cuarto, una defensa dura y buena circulación del balón permitió marcharse a los vestuarios con 28-24. Estados Unidos despertó para superar la barrera de los diez puntos de diferencia y en el último cuarto, con una presión a toda pista, España dejó el resultado en 55-64.

Estados Unidos (64): Steve Serio (7), Boie (2), Michael Paye (4), Brian Bell (13), Gouge (8), Jorge Sánchez (4), Jake Williams (8), Joshua Turek (6), Lesperance, Neiswender (2) y Trevon Jenifer (9).

España (55): Pablo Zarzuela (7), Fran Lara, Alejandro Zarzuela (13), Asier García (8), Manu Lorenzo (7), Dani Stix, Amadou Diallo (2), Jordi Ruiz (12), David Mouriz (3), Txema Avendaño y Agustín Alejos (2).

Con solo 30 minutos de descanso, le tocaba lidiar con Japón. Pese a la fatiga acumulada, la selección española comenzó