La selección española sigue preparándose para el Europeo de Roma en septiembre con dos plazas en juego para Tokio 2020.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

La selección española de fútbol para ciegos volvió a exprimirse en otro torneo internacional que sirve para preparar el Europeo de septiembre en Roma, en el que se repartirán dos billetes para los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020. Esta vez, el combinado que dirige Jesús Bargueiras no estuvo tan brillante como en las anteriores competiciones y logró un tercer puesto en la Ankara Cup. Por su parte, España B finalizó en la quinta posición.

Julio Sánchez ante Rumanía. Fuente: Ankara Cup

‘La Roja’, que llegaba tras imponerse en los campeonatos amistosos en Frankenthal (Alemania), Silvi Marina (Italia), Sevilla y San Petersburgo (Rusia), acusó la fatiga acumulada por la disputa de tantos partidos y de dobles sesiones de entrenamientos y sin fondo de armario. También echó en falta la aportación en defensa de Iván López, lesionado junto al balear Miki Sánchez y al veterano Vicente Aguilar ‘Chapi’.

En el primer encuentro le tocó lidiar con Japón, un equipo duro, correoso y eléctrico que acabó llevándose la victoria con un gol de Ryo Kawamura. En la jornada siguiente, España barrió a Rumanía con una goleada (5-0) en un partido que dominó de principio a fin con una alta presión y eficacia en ataque. Youssef el Haddaoui, con un hattrick, y Antonio Martín ‘Niño’, con un doblete, firmaron los goles.

El tercer duelo le enfrentó a Turquía, rival directo por una plaza para Tokio 2020. El combinado otomano golpeó a los tres minutos con un tanto de Kurbetoglu Kahraman, pero apenas cinco minutos después respondió Adolfo Acosta para igualar la contienda tras una jugada personal. España, cansada y sin jugadores en el banquillo, dispuso de algunas ocasiones para adelantarse, pero fue el equipo turco el que se llevó los tres puntos con otra diana de Kahraman.

‘Niño’ y Adolfo Acosta. Fu