En la última jornada, Eduardo Uceda y Beatriz Silvestre se han colgado el bronce en los 400 metros lisos.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Hay cantera y futuro en el tartán. La selección española de atletismo ha cerrado el Mundial junior paralímpico en Nottwil (Suiza) con 15 preseas (cuatro oros, cuatro platas y siete bronces), quedándose a solo una de igualar el botín de 2017. La nueva hornada de jóvenes atletas ha dejado buenas sensaciones y un gran rendimiento con una variedad de medallas en velocidad, fondo o salto de longitud.

En la cuarta y última jornada del campeonato llegaron dos metales más en los 400 metros. El madrileño Eduardo Uceda (T12) se redimió del cuarto puesto que obtuvo el día anterior en lo