La valenciana también alcanza los cuartos de final en el dobles femenino. Esther Torres y Francisco Motero llegan hasta octavos en el mixto.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

El bádminton debutará en unos Juegos Paralímpicos en Tokio 2020 y la batalla por lograr un billete se recrudece en cada competición. Los españoles lo han podido comprobar en el Mundial de Basilea, donde el nivel ha sido enorme y muy exigente. Simón Cruz y Marcela Quinteros, con un Top 16, han firmado el mejor resultado en la prueba individual. La valenciana también alcanzó los cuartos de final en el dobles femenino junto a la austriaca Henriett Koosz.

La valenciana Marcela Quinteros. Fuente: badminton.es

La jugadora del Club Bádminton Aspe, octava en el ranking mundial en la categoría WH2 (deportistas en silla de ruedas), sigue demostrando su gran progresión pese a llevar pocos años en esta disciplina. Empezó el campeonato con un triunfo por 21-14 y 21-17 ante I-Chen Yang, de China Taipei, después cayó con la peruana Pilar Jaurequi por 13-21 y 19-21 y logró el pase a las eliminatorias directas tras barrer a la francesa Marilou Maurel (21-0 y 21-6).

En octavos de final, pese a pelear cada punto y ponerle las cosas difíciles a su rival en el segundo set, Quinteros no pudo con la japonesa Rie Ogura (21-9 y 21-16). En el dobles WH1-WH2, junto a Koosz, la española realizó una buena actuación. Tras perder ante las tailandesas Sujirat Pook y Amnouy Wetwithan (7-21 y 9-21), pasaron como segundas de grupo al derrotar a la catalana Esther Torres y a la francesa Audrey Bellia-Sauvage por un doble 21-7.

Superaron en octavos a la suizas Cynthia Mathez y Karin Suter-Erath por 21-19, 19-21 y 21-19, pero cedieron en cuartos con las japonesas Sarina Satomi y Yuma Yamazaki, números uno del mundo (8-21 y 4-21). Y en el dobles mixto, la valenciana formó dupla con el brasileño Marcelo Alves y fue eliminada en octavos. El mismo resultado obtuvo la pareja española integrada por Esther Torres y Francisco Motero.