Las nadadoras catalanas dominan los 200 estilos SM9. Teresa Perales, campeona del mundo en 50 espalda S5. España ya suma 11 medallas.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Se le había resistido el podio en las pruebas individuales en el Mundial de natación, primero fue descalificada en el 100 espalda y luego cuarta en el 400 libre, pero Núria Marquès nunca desiste. Voraz y eléctrica, la catalana le ha dado un mordisco al oro en el 200 estilos SM9, convirtiéndose en campeona del mundo. En la misma disciplina, Sarai Gascón ha completado el doblete español con una plata.

Para subir al podio, las dos nadadoras barcelonesas han tenido que batir sus marcas personales en una final de enorme nivel. Marquès dominó la prueba desde el inicio y tras pasar por los 100 metros nadaba cuatro segundos más rápida que la británica Toni Shaw. En los últimos largos fue controlando y acabó tocando la pared en primer lugar con un registro de 2:34.51. Es su segundo metal en este campeonato ya que en la jornada anterior se había colgado el bronce con el relevo femenino 4×100 estilos.

“Hasta cinco veces he tenido que levantarme para conseguir esta medalla cuando más hundida estaba. La valoración es muy positiva, estoy con ganas de seguir aprendiendo y mejorando de cara al año que viene. Está siendo un campeonato bastante difícil, pero de los errores se aprende. Ha salido genial la prueba y espero que este domingo los resultados vayan bien, que es lo que hemos estado buscando durante toda la competición”, ha apuntado Marquès.

Teresa Perales y Xavi Torres. Fuente: CPE

Por su parte, Sarai salió con brío y hambre para repetir otro podio. En el penúltimo volteo se mantuvo en tercera posición, pero la nadadora de Tarrasa quería más, apretó los dientes y salió victoriosa en el duelo con Shaw, a la que ganó la palta por solo 33 centésimas