El palista accitano vuelve a disputar un torneo frente a rivales sin discapacidad como preparación para lograr el billete para Tokio 2020.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

No para de derribar barreras y haciendo historia en el tenis de mesa. José Manuel Ruiz ha vuelto a disputar con la selección española absoluta un torneo internacional de gran nivel frente a rivales sin discapacidad. Lo ha hecho en el ITTF Challenge de Bielorrusia, prueba perteneciente al circuito mundial, donde ha cosechado una victoria y una derrota. El pasado mes de agosto ya estuvo en Bulgaria, siendo el único paralímpico entre los participantes.

El palista granadino superó al belga Adrien Rassenfosse por 3-2 y luego cedió por 0-3 con el inglés Tom Harvis. «El primer partido era con un jugador que está entre los mejores juniors del mundo, una de las mayores promesas en Europa. Se me fue complicando porque me puse 2-0 y con 9-5 en el tercer set, consiguió remontarme e igualó 2-2. En el quinto set supe administrar la ventaja que llevaba. El segundo encuentro fue ante un rival con más experiencia internacional, al principio no conseguí restarle bien y siempre fui a remolque», ha explicado.

Para él de Guadix no es algo nuevo medirse a jugadores sin discapacidad, de hecho, lleva años jugando la Superdivisión, la máxima categoría del tenis de mesa español, y también suele disputar cada año el campeonato de España. «Cada fin de semana compito en Liga con gente así, ya estoy acostumbrado. La gran diferencia que noto en estos torneos internacionales es la intensidad de los partidos, no hay tregua, todos salen a muerte. Y en pruebas paralímpicas siempre hay puntos de tanteo», ha asegurado.