El mediofondista extremeño logra el bronce en los 800 metros T36 del Mundial de atletismo paralímpico. Yassine Ouhdadi, séptimo en 1.500 metros T13 y Álvaro del Amo, séptimo en lanzamiento de peso F11.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

José María Pámpano es incombustible, lleva 25 años acumulando kilómetros en sus piernas y sumando éxitos sobre el tartán. Ahora acaba de añadir una nueva presea a su palmarés, un bronce que abre el medallero español en el Mundial de atletismo paralímpico en Dubai. Un broche perfecto a la trayectoria deportiva del extremeño, que ya anunció a principios de año que este campeonato supondría su retirada de las pistas.

El atleta alburquerqueño, entrenado por Agustín Rubio, ha sido tercero en los 800 metros T36 para deportistas con parálisis cerebral tras cruzar la meta en 2:27.70. Aún le quedan los 400 metros, pero de momento, se despediría por todo lo alto con este podio mundial. En su gran currículo figuran varias medallas mundiales y europeas, así como una plata en los Juegos de Atenas 2004. Su inseparable compañero, José Manuel González ‘Santa’, terminó en la cuarta posición con 2:28.17.

Un séptimo puesto ha conseguido Yassine Ouhdadi en el 1.500 T13 con 3:55.47, que supone mejor registro personal, a menos de seis segundos del podio. El ganador fue el australiano Jaryd Clifford con récord del mundo (3:47.78). El catalán tendrá otra oportunidad en la prueba de los 5.000 metros. Otro debutante mundialista, el madrileño Álvaro del Amo, ha sido séptimo en lanzamiento de peso F11 (deportistas ciegos) con una mejor marca de 12.34 metros.

El lanzador de peso, David Fernández. Fuente: CPE

En la misma prueba, pero en categoría F57 (los lanzadores tiran en silla), David Fernández cumplió su primer objetivo, colarse en la final entre los 12 mejores. El asturiano acabó en el primer puesto entre los seis participantes en la ronda de calificación. En el primer intento hizo 10.76 metros, después se quedó en 11.98 y en el último alcanzó los 12.33 metros, que iguala la marca personal que hizo en el Grand Prix de París este verano.

“Estoy muy contento con el pase a la final y con las sensaciones ya que en los últimos días los médicos me tuvieron que tratar la zona lumbar. En el primero se me escapó la bola de las manos, en el segundo fui a asegurar y en el tercero la cacé de cine. Ahora, el objetivo sería entrar en el Top 8, a priori por marcas es complicado, pero es una competición y hay que disputarla, voy a intentar dar lo máximo”, ha asegurado el pupilo de Manolo Martínez.

En los 400 metros T11, Lia Beel y su guía David Alonso acabaron primeros de su serie en las eliminatorias con 1:02.58, bajando en casi un segundo su mejor registro