El granadino cierra la temporada con dos medallas en la prueba internacional de tenis de mesa disputada en San José.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Con un gran nivel de juego y un inmaculado bagaje tras nueve victorias y sin ceder un set, José Manuel Ruiz ha impuesto su dominio en la Copa Costa Rica de tenis de mesa tras conquistar un doblete dorado. Después de llevarse el título en individuales en clase 10, el palista andaluz ha cerrado su participación en San José con un oro por equipos junto a los brasileños Carlos Alberto Carbinatti y Luiz Filipe Guarnieri.

Un torneo perfecto para despedir una buena temporada, en la que ya había logrado un oro en Platja d’Aro (Girona) con el Open Costa Brava, así como una plata y un bronce en el Open de Eslovenia, además de disputar tres pruebas internacionales en Bielorrusia, Bulgaria y Finlandia con la selección española absoluta frente a rivales sin discapacidad. Su única mácula, la eliminación en la fase de grupos en el Europeo.

«La última competición del año me ha dejado buenas sensaciones, a nivel de resultados ha sido inmejorable ya que he conseguido el máximo de puntos posibles, he recortado 17 puntos con los rivales que me anteceden en la lucha por la clasificación directa para los Juegos Paralímpicos. Estoy contento y satisfecho de haber venido tan lejos, sin tiempo de adaptación y alcanzar el objetivo», ha explicado el granadino, que también ha sido nombrado como el mejor jugador del campeonato.

En individuales ganó sus cuatro encuentros por 3-0 frente al británico Shae Sunjay Thakker, al costarricense José Ángel Quesada, al brasileño Carbinatti y al japonés Nariaki Kakita. Y por equipos también se mostró intratable. Junto a los brasileños venció por 2-0 a los locales Steven Roman y Quesada, y al tridente formado por el cubano Erich Manso y los puertorriqueños Kevin José Rivera y Shaquille Joel Rivera. En semifinales, triunfo por 2-0 ante los británicos Jack Stockdale y Thakker, mientras que en la final doblegaron por 2-1 a los japoneses Kakita y Hayuma Abe.

Buen sabor de boca con el que cierra el año Ruiz, que sigue peleando por estar en Tokio 2020 y convertirse así en el primer deportista masculino español en participar en siete Juegos Paralímpicos. Ahora mismo es séptimo del ranking mundial y necesitaría recuperar un puesto más o bien ganar el torneo preolímpico que se celebrará en abril si quiere sella