El piloto asturiano de parabobsleigh sufre un duro golpe en los entrenamientos y en la competición queda lejos de las medallas.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

La fortuna le ha dado la espalda a Israel Blanco en el inicio de la temporada de parabobsleigh. El piloto español no ha arrancado bien el nuevo curso en la ‘Formula Uno’ del hielo y los resultados no han sido positivos. Tras su Top 10 en Lillehammer la pasada semana, el asturiano se ha marchado de la Copa del Mundo de Oberhof (Alemania) con un sabor amargo.

En una pista en la que no termina de adaptarse, con un trazado pequeño y cuyas paredes son planas y cortas, el deportista corverano no pudo demostrar su potencial a los mandos de su bólido. De hecho, el primer día de entrenamientos sufrió un duro golpe tras un error en la primera bajada que le dejó dolorida la espalda que le privó hacer más entrenamientos. «Las cosas me han salido mal tanto en Lillehammer como en Oberhof. Esta p