La selección española de baloncesto en silla de ruedas gana los cinco partidos de preparación que disputó en Sheffield.

Dxtadaptado.com

Hay futuro, osadía y mucho talento en la cantera del baloncesto español en silla de ruedas. La selección masculina sub 22, que ganó el bronce continental en 2018, ha cuajado una gran concentración preparatoria para el Europeo de Lignano (Italia) de 2020 tras vencer los cinco partidos amistosos que disputó frente a Gran Bretaña en la localidad inglesa de Sheffield.

Según informa la FEDDF, España acudió con siete jugadores que consiguieron el bronce el año pasado, como son Pablo Lavandeira, Óscar Onrubia, Raúl Vega, Alejandro García, Adrián García, Manu Lorenzo y ‘Pincho’ Ortega. También jugaron Biel Carbó, Paco García y Luis Roy. El objetivo del cuerpo técnico, dirigido por Miguel Vaquero, era probar diferentes rotaciones de jugadores para medir su rendimiento en varios quintetos.

“Teníamos ganar de competir ante esta selección, que ha sido campeona del mundo y de Europa en numerosas ocasiones, que siempre tiene nuevos talentos, y para nosotros era importante venir aquí en navidades. Hemos quedado muy satisfechos con el trabajo de los 10 jugadores, nos gusta ver cómo van creciendo año tras año. Hemos probado todo lo que hemos necesitado, los jugadores han dispuesto de minutos de calidad, así que estamos contentos con los resultados. La concentración ha cubierto las expectativas, ahora a seguir trabajando para llegar lo mejor preparado para el Europeo”, ha explicado el seleccionador a dxtadaptado.com.

Cinco triunfos en cinco partidos ante un rival directo en el Europeo que se jugará el próximo agosto en Lignano y que pondrá en juego cinco plazas para el Mundial sub 23 de Chiba (Japón) en 2021. En el primer duelo, España se impuso por un ajustado 54-56. Siempre fue por delante y consiguió una máxima ventaja de 10 puntos mediado el segundo cuarto, que mantuvo al descanso (18-28). Los británicos estrecharon el marcador a seis minutos para el final con un triple de Cusack (43-45), pero los españoles supieron jugar mejor los momentos finales y no dejaron que la ventaja se redujera más.

Gran Bretaña (54): Man, Fryer (4), Doherty (2), Cusack (24), Baines (2), Harvey, Poulton, Tobin (3), Nagle (5), Knight (14).
España (56): Raúl Vega (6), Pablo Lavandeira (4), Manu Lorenzo (15), Adrián García (2), Pincho Ortega (19), Biel Carbó, Óscar Onrubia, Alejandro García (8), Paco García (2) y Luis Roy.

En el segundo choque España volvió a tumbar a Gran Bretaña, esta vez con una diferencia más holgada (52-68). Tras un primer cuarto igualado, la victoria se cimentó en el segundo periodo hasta llegar al descanso con una diferencia solvente (17-32). Ortega se erigió en protagonista tras alcanzar los 30 puntos.

Gran Bretaña (52): May (2), Fryer (13), Doherty (16), Cusack (8), Baines (2), Poulton, Smith, Nagle (4), Knight (3), Wilson (4) y Rahmen.
España (68): Biel Carbó, Pablo Lavandeira (10), Alejandro García (6), Pincho Ortega (30), Manu Lorenzo (11), Raúl Vega (2), Óscar Onrubia, Paco García (2), Adrián García (7) y Luis Roy.

En el tercer amistoso, otra vez resultado favorable para España, que pasó el rodillo para ganar por 48-65. Los españoles encajaron un primer parcial de 6-0 y estuvieron por debajo en el electrónico hasta a falta de dos minutos para el descanso, cuando Pincho Ortega y Manu Lorenzo se repartieron cinco canastas con un parcial de 0-10 que ya situó a los de Vaquero por delante en el intermedio (25-31). Los locales se acercaron a sólo un punto cuando quedaban seis minutos para el bocinazo final (44-45), pero los españoles dieron rienda suelta a su superioridad y estirararon la ventaja hasta el definitivo 48-65.

Gran Bretaña (48): Tobin (4), Harvey, Fryer (17), Cusack (18), Rahmen, Nagle (2), May (2), Smith, Doherty (5) y Wilson.
España (65): Pablo Lavandeira (2), Raúl Vega (8), Adrián García (2), Paco García, Manu Lorenzo (19), Biel Carbó (4), Óscar Onrubia (2), Alejandro García (6), Luis Roy (2) y Pincho Ortega (20).

Sin apenas tiempo para descansar se disputó el cuarto partido, que fue el más