Ricardo Ten, Maurice Eckhard, Edu Santas, Amador Granados, Pablo Jaramillo, Alfonso Cabello, Óscar Higuera y los tándems Ávila-Font y Ginesa López-Mayalen Noriega competirán en el velódromo holandés.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

El equipo español de ciclismo en pista paralímpico ya vela armas en el velódromo de Apeldoorn (Holanda) para afrontar con ilusión y ambición el penúltimo Mundial antes de los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020. El seleccionador nacional, Félix García Casas, ha convocado a 11 ciclistas que pelearán por buenas marcas y por las medallas desde el jueves hasta el domingo. «Estarán las grandes potencias, los países llevarán a sus mejores corredores y habrá un nivel muy alto», asegura el técnico.

Ricardo Ten en el velódromo. Fuente: RFEC

El objetivo será superar el botín de cinco metales logrado el año pasado en Río de Janeiro. Uno de los que lucharán por el podio es Ricardo Ten, que en su debut en 2018 dejó el listón muy alto con el oro en persecución y el bronce en el kilómetro en la categoría C1. «Por cómo está rodando y por los tiempos tan competitivos que tenemos de referencia, aspira a medalla en la persecución», recalca García Casas.

El valenciano llega en un gran momento de forma tras brillar en el campeonato de España en Galapagar y quiere seguir en la cresta de la ola. «Tanto en Madrid como en la concentración en Anadia (Portugal), he podido afinar la puesta a punto y estoy bastante contento con los resultados, he mejorado las marcas del año pasado. Voy optimista al Mundial sabiendo que la gente cada vez aprieta más porque se acercan los Juegos Paralímpicos, pero lucharé por las medallas», apunta.

Félix García-Casas junto a Eduardo Santas.

Ten disputará las pruebas del kilómetro, scratch, ómnium y persecución, en la que defenderá el maillot arco iris. «Es la disciplina que más he preparado, en la que me siento más cómodo, así que intentaré meterme en la final y pelear por el oro. He ganado en forma física y en experiencia, antes me exprimía a tope desde el principio y no sabía gestionar los esfuerzos, ahora sé cuándo tengo que apretar o aflojar, cada vez estoy más fuerte en la pista», añade.

En C2 estará Maurice Eckhard, que ha marcado buenos registros en el test previo al Mundial. Y en C3 competirán Amador Granados, una pieza clave en la velocidad por equipos, y Eduardo Santas, un todoterreno inscrito en todas las pruebas: persecución, kilómetro, scratch, ómnium y velocidad. «La temporada ha empezado muy bien, conseguí tres medallas en la Copa de Europa de Machester y en el campeonato de España mejoré mis marcas y conseguí revalidar los títulos nacionales. En persecución voy más preparado, es en la que tengo más opciones de medalla, pero soy ambicioso y trataré de estar en el podio en todas», asevera.

El navarro ha dado «un gran paso» este año tras fichar por el Fundación Euskadi que dirige Mikel Landa, un respaldo a su carrera: «Voy a entrenar y competir con los élites en ruta, algo que me ayudará a subir mi nivel de cara a Tokio 2020. Tengo soporte técnico, material, bicicletas, ropa… me da tranquilidad, solo tengo que pedalear y centrarme en sacar mi máximo rendimiento».

Alfonso Cabello. Fuente: RFEC

Santas cuenta en su palmarés con ocho medallas mundiales sobre el parqué, pero se le resiste el oro individual. «Mi gran sueño es lograr un maillot arco iris, este año me encuentro muy fuerte, motivado y sin presión. Quiero ser campeón del mundo pero si no lo consigo, no pasa nada, pelearé en el próximo, estoy seguro de que llegará algún día», subraya.

En C4 debuta el andaluz Óscar Higuera, «un ciclista cuya prueba objetivo es el kilómetro, también puede desenvolverse bien en el scratch porque tiene buen fondo. Ha estado corriendo la Copa de España de ciclismo ante personas sin discapacidad y ha funcionado bien», dice el seleccionador. En C5 estará Pablo Jaramillo y el cordobés Alfonso Cabello, que apunta a su quinto título mundial en el kilómetro contrarreloj.

Y en tándem destacan los actuales medallistas de plata en persecución, Ignacio Ávila y Joan Font, así como Ginesa López y Mayalen Noriega, que le ganaron el pulso a Rosana López y a Esther Villaret para acudir al Mundial. «En los tests de Anadia tuvieron mejores tiempos, están empezando, tienen recorrido y progresión por delante. Su objetivo es meterse entre los ocho primeros en persecución o el kilómetro», explica García Casas.

El tándem Ávila-Font. Fuente: RFEC

En el oval de madera de Apeldoorn, la pareja Ávila-Font confía en mantener el buen rendimiento ofrecido en los últimos mundiales. Pese a que Ávila estuvo casi 20 escayolado por una luxación en el codo tras una caída en febrero, respondieron con un gran nivel en el campeonato de España con tres medallas de oro en persecución, velocidad y kilómetro. «Las sensaciones son bastante buenas, después de los tiempos marcados en Galapagar, pese a que es un velódromo de cemento, frío y nada rápido, hicimos nuestro mejor tiempo en ese escenario, algo que nos da esperanzas para el Mundial», comenta el ‘pistard’ catalán.

«Hemos cambiado de tándem, ahora tenemos una máquina que nos permite ir mejor aerodinámicamente y acoplados, eso nos dará un plus. Hemos hecho buenos tests, pero en competición experimentamos un cambio espectacular y nos solemos crecer. Cuando toca darlo todo en el momento oportuno, damos más del 100%. El objetivo es pelear por medalla en todas las pruebas, aunque estamos más preparados para la persecución», apostilla Ávila.

Consulta aquí los horarios de la competición

(Visited 66 times, 1 visits today)